Saltar el contenido

100 millones de euros en tarjetas monedero para una España cada vez más empobrecida

3 Minutos

Las nuevas cartillas de racionamiento están destinadas a 70.000 “familias vulnerables” y el servicio lo gestionará Cruz Roja

No lo es, aunque parece ya que vivimos en una especie de nueva España de la posguerra; el regreso al pasado, a la pobreza más que generalizada. La situación es complicada para muchos, en concreto para 70.000 familias (del origen de estas familias no se ha explicado nada este Ejecutivo).

Serán desde esta próxima primavera las nuevas cartillas de racionamiento, cupón o libreta de abastecimiento (es el caso); es decir, un vale emitido por un gobierno para que el titular pueda obtener alimentos u otros productos escasos en tiempos de guerra o en otras situaciones de emergencia en las que esté en vigor el racionamiento. Y es que parece que en España vivimos en tiempo permanente de emergencia…

Lo cierto es que el Gobierno entregará a partir de abril y hasta final de año a través de Cruz Roja tarjetas monedero destinadas a familias vulnerables con hijos que podrán canjear en supermercados por diversos productos, sobre todo de alimentación e higiene. Se pone en marcha un nuevo modelo de atención, financiado con fondos europeos, que sustituye a la entrega directa de alimentos tal y como se acordó con las comunidades autónomas en 2021.

Fondo Social Europeo Plus

El Consejo de Ministros ha aprobado el decreto que concede a Cruz Roja una subvención de 100 millones de euros para implementar este año el programa del Fondo Social Europeo Plus de asistencia material básica para familias con hijos en situación de pobreza severa (con ingresos inferiores al 40% de la renta media). Está dirigido a unos 70.000 hogares, según ha explicado a la Agencia Efe la secretaria de Estado de Derechos Sociales, Rosa Martínez.

Las cantidades que se barajan son las siguientes: un adulto y un menor 130 euros al mes, un adulto con dos menores 160 euros, cuatro miembros 190 euros y cinco miembros o más 220 euros. Los adultos no tienen que ser necesariamente padres, pueden ser tíos, abuelos y cualquier otro mayor de edad que esté a cargo de los niños.

Cruz Roja, elegida a dedo

El Ministerio de Derechos Sociales no ha sometido esta importante subvención a concurrencia competitiva, que implicaría que no solo Cruz Roja sino que otros organismos pudieran competir para tener la posibilidad de obtener el dinero y gestionar estos cheques canjeables por alimentación.

Tampoco se han sometido las ayudas a consulta pública previa “por existir razones de urgencia y de interés social y público que justifican su no sometimiento”. A esto suman como justificación para dejar afuera a otras entidades, según publica ABC, que “de las reuniones previas mantenidas con las entidades sociales y las propuestas remitidas, desde un punto de vista técnico se ha podido constatar que Cruz Roja Española es la única organización que está en disposición de poder ejecutar en su totalidad este encargo”.

Para el Ministerio, esta concesión directa a Cruz Roja se ha hecho así por “razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública”. Derechos Sociales explica que el uso de esta vía es la única posible para garantizar que las ayudas lleguen.

Deja tu respuesta