Saltar el contenido

11-M: ¿Por qué prescribe hoy el peor atentado terrorista de la historia de España?

Menos de 1 minuto Minutos

Al no declararse los atentados del 11-M de 2004 delitos de lesa humanidad, prescriben a los 20 años según el código penal vigente hasta 2010

Hoy, 11 de marzo de 2024, se cumplen veinte años del peor atentado de la historia de España y prescriben los delitos de terrorismo de la causa. La prescripción implica que decaen las órdenes de busca y captura en vigor de fugitivos y las que se deriven de la identificación de ocho sospechosos aún desconocidos de los que se tienen perfiles genéticos.

El 11-M de 2004, el Código Penal establecía que los delitos de terrorismo prescribían a los veinte años siempre que no fueran de lesa humanidad. La norma se cambió con la ley orgánica 5/2010, que declaró imprescriptibles delitos de terrorismo con resultado de muerte.

Sin embargo, en el sistema español siempre se aplica la norma más favorable al reo y, en este caso, no podría declararse imprescriptible un delito de forma retroactiva.

El delito de lesa humanidad nunca prescribe

Según el artículo 607 bis del Código Penal “Son reos de delitos de lesa humanidad quienes cometan los hechos previstos en el apartado siguiente como parte de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil o contra una parte de ella”.

El artículo desglosa las características del delito de lesa humanidad, pero, al no declararse como tal los atentados del 11-M, comenzó la cuenta atrás de la prescripción -no de la responsabilidad penal de los condenados-.

Impunes

Según recopila ‘Confilegal’ quedan tres fugitivos por localizar: Said Berraj, alías Said El Mensajero, y dos presuntos fallecidos en atentados suicidasd en Irak (Mohamed Afalah y Daoud Ouhanne).

Respecto a los ocho sospechosos desconocidos, sus perfiles genéticos se extrajeron de los escenarios relacionados con los atentados, en algunos casos, repetidos.

Además, el Supremo absolvió por falta de pruebas al inmigrante ilegal Basel Ghayoun y decretó su expulsión a Siria.

Deja tu respuesta