Saltar el contenido

Agenda 2030: cámaras de vigilancia en el interior de los coches… por nuestro bien

Menos de 1 minuto Minutos

Es una medida que implanta la Unión Europea que ya se utiliza en China y que puede dejar en entredicho la privacidad y la libertad individual

Europa y en virtud de la omnipresente Agenda 2030 promete, eso dicen, trabajar por nuestro bien, por nuestra salud, por nuestra seguridad y para que seamos mejores ciudadanos con nuestro entorno, con el prójimo, más responsables, solidarios y sostenibles en la amplitud de su significado.

Por eso, nuestros políticos europeos y como recoge la globalista Agenda 2030, las cámaras de vigilancia para coche son obligatorias en los vehículos homologados desde julio de 2022 y los que se vendan a partir de 2024.

Según la Unión Europea y la Agenda 20230, el objetivo es por el bien de ciudadano: detectar o alertar de los posibles síntomas de sueño o fatiga durante la conducción.

Estas cámaras se denominan ‘dashcam’ e irán incorporadas en el salpicadero o junto al espejo retrovisor. Grabarán tanto el interior como el exterior del vehículo. Al ir configurada mediante cableado, permite grabar desde el momento en el que inicias la marcha, hasta que terminas tu recorrido y te detienes por completo en tu destino.

Límites a nuestra libertad individual

Esta medida, que limita nuestra libertad individual, forma parte de lo que Europa denomina Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS) que además permitirán a la Unión, siempre por nuestro bien, saber si estamos cansados, si estamos en condiciones de conducir, pero también saber con quién vamos en nuestro vehículo, a qué hora viajamos y dónde lo hacemos. Monitorización total.

Otras medidas que la Unión Europea, por nuestro bien, implementará este 2024 en los nuevos vehículos:

  • Regulador inteligente de velocidad conectado al control de crucero.
  • Caja negra como en los aviones.
  • Detector trasero para facilitar maniobras.
  • Alerta del cambio de carril.
  • Bloqueo de vehículo con alcoholímetro.
  • Frenada de emergencia.
  • Alerta de cinturón en los asientos traseros.

Sobre el uso de cámaras de vigilancia por parte de las autoridades, será legal, nos dice Europa, siempre que no se vulnere la Ley de Protección de Datos. Y según el Reglamento General de Protección de Datos, se podrán usar las imágenes grabadas, únicamente y teóricamente, para:

  • Uso privado para imágenes de paisajes o rutas.
  • Como prueba de un accidente.

La introducción de estas ‘ayudas’ en todos los automóviles va a tener una doble consecuencia, por un lado, todos los coches van a subir de precio, pues se trata de sistemas tecnológicamente muy avanzados que suponen la instalación de decenas de cámarassensores radares en los coches para captar lo que está pasando alrededor.

La segunda consecuencia: desaparición de decenas de modelos nuevos que literalmente no tienen margen para incrementar su precio, pues en muchos casos estas ayudas obligan al fabricante a rediseñar por completo un automóvil.

Una “verdadera aberración”

Según los expertos consultados, todo esto supone una “verdadera aberración para el conductor y los acompañantes, una tormenta electrónica de sensores, pitidos, alarmas destellos que pueden convertirse en un dolor de cabeza”.

Y además la Unión Europea se ha encargado de legislar al detalle su funcionamiento, de tal forma que los fabricantes no pueden instalar un botón directo para desconectarlas, sino que debe hacerse a través del menú de la pantalla multimedia y con la condición de que vuelvan a conectarse automáticamente tan pronto como paramos y volvemos a arrancar el coche.

Informe Fundación Mozilla

Unos meses antes, la Fundación Mozilla publicaba un informe que deba claro que los coches conectados son una “pesadilla para la privacidad”. Para llegar a tal conclusión evaluaron las funciones de vehículos de 25 marcas, en un análisis que concluyó en que todos ellos vulneraban la privacidad de los usuarios, si bien Dacia y Renault eran los que lo hacían en menor grado, mientras que Tesla se coronaba como la peor de las marcas, siendo la única que vulneraba los cinco puntos evaluados en el estudio.

Estos son los puntos que se destacan en el informe:

  • Recopilan demasiados datos personales.
  • La mayoría (84%) comparte o vende tus datos.
  • La mayoría (92%) otorga a los conductores poco o ningún control sobre sus datos personales.

Por marcas, la mejor de la evaluación fue la francesa Renault, que solo obtuvo una valoración negativa en uno de los cinco puntos evaluados, seguida de Dacia con dos valoraciones negativas. En el extremo contrario: Tesla, que es la única de todas las marcas evaluadas que obtuvo una valoración negativa en los cinco puntos valorados en estas comprobaciones.

Se trata pues de que Europa avance en realidad en la denominada “economía de los datos”; un mercado demasiado suculento para que las compañías decidan renunciar voluntariamente a él. Es decir, con nuestros nuevos coches estaremos expuestos a que las grandes marchas vendan información muy interesante e interesada sobre nuestros patrones de uso del vehículo, nuestras conversaciones, nuestros ritmos de vida, nuestros trayectos… Es decir, estaremos literalmente vendidos, pero será por nuestro bien como relata la Agenda 2030.

Cámaras de vigilancia en las calles de Madrid

Y todo esto se suma a la otra propuesta de vigilancia y control que nace a raíz de las medidas de sostenibilidad de la Agenda 2030: creación de zonas de bajas emisiones en las ciudades. La que más va a por ello es Madrid a pesar de que el alcalde se reía de ella y prometía liquidarla cuando gobernaba la ultraizquierda.

Sin embargo, desde este 2024, para que se ‘respeten’ las bajas emisiones y seamos buenos por el medio ambiente, el Ayuntamiento de Madrid ha instalado, atención, 257 cámaras con lector óptico para controlar el tráfico y no contaminemos. Desde este 15 de enero ya se están imponiendo sanciones ‘verdes’ y ecológicas por ser malvados con la naturaleza.

El Ayuntamiento de Madrid ha realizado una modificación de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, gracias a la cual, saltarse las restricciones ecológicas en las zonas de bajas emisiones se considera una infracción grave que comporta el pago de 200 euros sin que haya detracción de puntos.

El calendario que aplica el consistorio madrileño establece que, a partir del 1 de enero de 2024, los vehículos contaminantes tendrán prohibido el acceso y la circulación por todas las vías públicas urbanas del municipio de Madrid. Desde 2025 esta prohibición se aplicará también a los todos los turismos de clase A, incluidos aquellos que estén domiciliados en Madrid y que figuren de alta en el padrón del IVTM de la ciudad. A partir de esa fecha, tampoco podrán acceder ni circular por la capital los vehículos sin etiqueta que no sean turismos (camiones, furgonetas, motocicletas y ciclomotores) que hasta el 31 de diciembre de 2024 no tenían restricciones.

2 Comentarios

  1. Emilio De La Carrillo
    enero 29, 2024 @ 6:57 am

    Y se dice que Europa es la zona con más libertad … y sólo hacen nada más que prohibir y violar nuestra intimidad

  2. Peritta
    enero 31, 2024 @ 12:40 am

    Dentro de poco te multará tu propio coche. Y si un viernes decides echarte unas cervecitas con los del trabajo en lugar de irte derechito a casa, te dará el coche una polcata que ni las de tu padre cuando eras chico, o las de tu señora cuando no llegas a tu hora.

    Y éso si el coche te deja conducir, claro. Que lo mismo te dice que vas bebido o que ya has quedado con tu cuñada para ir a recogerle los niños al colegio y el piloto automático no te dejará ir a donde tú quieras, o se chivará al teléfono de tu señora y verás luego al llegar a casa.

    Pero es que se va a chivar hasta la lavadora. Enviará una señal a algún departamento de la administración y les dirá que se ha cambiado la rutina de la máquina, y que lo mismo te has ido de vacaciones o llevas tiempo fuera de casa.
    ¿A ver a qué vienen tantos cambios de frecuencia de las televisiones?, ¿no resulta sospechoso?. ¿Será ésta una máquina-espía que todos tendremos en casa?, ¿jubilarán por tanto a los de la Pegasus, o a los de la SITEL2, o a los de la ECHELON que había cuando don Josemari Aznar, o esas redes siguen funcionando a pesar de que siempre aparece un sistemilla más nuevo cada pocos años?.

    Porque no podrán despedirlos, supongo yo, ya que saben muchas cosas y tendrían que matarles o algo.

    Supongo que el Pegasus ése será el último, o a lo mejor ya estamos en la Pegasus2, y no el sistemilla con el que espiarían al Jorge Fernández Díaz cuando era -pásmate tú con la pasma- Ministro del Interior. Jua, jua, jua.

    Excelentísimo según el protocolo.

    Lo que no sé es si la Pegasus ésa la tenemos controlada a escala nacional, o se chiva a los british o a los carolingios, o a los suizos, que con tanta sede de ONG les tengo más miedo que a los alubios o a los masones. Pero si los armenios o los peruanos pagan, seguro que alguien les vende la información.
    Cada roto con su descosido.

    Lo cierto es que no deben de tener gente suficiente para leernos a todos, de modo que tienen que tirar de becarios y voluntarios a medio convencer, y es precisamente para ellos, que están condenados a leernos que quieran que no, para quienes yo escribo.
    A ver si a alguno se le cae la cara de vergüenza, se vuelve a abrir la úlcera, o se echa una carcajadota que se oye tres o cuatro pasillos más allá.

    Al fin y al cabo dicen que la risa es salud.

    ____________________
    FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza. Ahí empezó todo…, o ahí de di cuenta yo.

Deja tu respuesta