Saltar el contenido

Agenda globalista: para 2030 el 80% de inmuebles ni se podrán vender ni alquilar si no se reforman

Menos de 1 minuto Minutos

La Unión Europea solo permitirá poner en el mercado viviendas que tengan, como mínimo, una etiqueta “D” de eficiencia energética

Atención que no es una broma. A partir de 2030, todas las viviendas en España deberán alcanzar la letra “E” de eficiencia energética y la “D” en el 2033. Además, todos los edificios que se construyan a partir del 2030 deberán ser “cero emisiones”, es decir, ecoamigables, ecosostenibles e inclusivas.

El objetivo: renovar 35 millones de viviendas en la Unión Europea para esa fecha, generar 160.000 empleos en el sector de la construcción y reducir las emisiones un 55% respecto a 1990. Y hacerlo el triple de rápido, porque el ritmo de rehabilitación anual es del 1%, advierte la directiva europea.

En España, la edad media del parque de vivienda usada es de 43,5 años, según la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI), lo que significa que millones de viviendas tienen un gran déficit en accesibilidad, confort y eficiencia energética. De hecho el 90% de las viviendas tienen más de 18 años y esta cifra se incrementa año a año debido al frenazo en la construcción de nuevas viviendas.

Según Andimac, la asociación que representa a la distribución profesional de materiales para la edificación y rehabilitación, el 83% no cumplen con los requisitos mínimos de eficiencia energética que Europa ha impuesto para poder vender o alquilar una vivienda a partir de 2030 a través de la directiva europea aprobada durante la presidencia española.

Obras de rehabilitación y reforma

De esta manera, en los próximos años, centenares de miles de viviendas deberán acometer obras de rehabilitación y reforma que mejoren su eficiencia energética. O no podrán alquilarse ni venderse. Por otra parte, la última Encuesta de Condiciones de Vida que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que uno de cada cinco hogares no puede mantener una temperatura adecuada. Es la cifra más alta desde 2004, año en que empezó a elaborarse la serie.

Además, el Gobierno de la Sanchosfera se comprometió con la Comisión Europea a la rehabilitación de viviendas, pero una cosa son las palabras y otras los hechos. Ni la mitad de lo marcado por el Ministerio de Vivienda se ha ejecutado.

Paralización de miles de proyectos

Según Andimac, hay una paralización de miles de proyectos de rehabilitación ligados a fondos Next Generation; de solicitudes que se presentaron en 2022 y que aún no están aprobadas.

El objetivo comprometido por el Gobierno de Sánchez con Europa es que se rehabiliten más de siete millones de viviendas hasta 2050, que dentro de cuatro años estén rehabilitando 200.000 viviendas anuales y que en 2030 se alcance un ritmo de 300.000 viviendas rehabilitadas al año.

Andimac advierte: “El envejecimiento puede generar problemas en la próxima década y la obsolescencia de los edificios erosionará el ahorro de los hogares”. Por ello, reclama de forma urgente un pacto de Estado para impulsar las obras de rehabilitación en general, y energética en particular. Además vaticina que este año los visados de rehabilitación caerán alrededor del 8,5% y “responsabilizan” de esto al “fracaso” de la canalización y ejecución de los fondos europeos.

Deja tu respuesta