Saltar el contenido

Alerta de fuertes vientos y lluvias por la borrasca Nelson

Menos de 1 minuto Minutos

La borrasca transporta una masa de aire cálido y el paso de sucesivos frentes atlánticos que dejarán cielos nubosos y precipitaciones generalizadas durante el fin de semana

Según informa Protección Civil, aunque se debilitará la borrasca Nelson, se espera que entre el viernes 29 y el domingo 31 continúe la inestabilidad generalizada en la Península y Baleares con el paso de sucesivos frentes atlánticos.

Los frentes provocarán precipitaciones prácticamente generalizadas, con menor probabilidad e intensidad en el área mediterránea. Son probables las nevadas en el entorno de los principales sistemas montañosos.

Las mayores cantidades de precipitación tendrán lugar el viernes en la franja desde Navarra y Huesca hasta Andalucía occidental y el sábado y domingo en el sur y suroeste de la Península.

Las recomendaciones de ante fenómenos meteorológicos adversos, así como infografías de las medidas de autoprotección, están disponibles encontrarlas en este enlace de la web de Protección Civil.

Nelson provocará el descenso de temperaturas entre el viernes y el sábado

La borrasca Nelson causará descenso escalonado de temperaturas, de este a oeste, entre el viernes y el sábado, aunque el domingo no experimentarían cambios significativos. El domingo las lluvias también serán probables en el área Mediterránea.

Los vientos predominarán del sur y suroeste, perdiendo algo de intensidad respecto a los días anteriores, pero todavía con probables rachas muy fuertes en el entorno de los sistemas montañosos y la mitad sureste peninsular el viernes, y sin descartarlas el resto de días.

En Canarias se espera que también continúe el paso de frentes atlánticos con precipitaciones en general débiles, más probables en el norte de las islas, cambios térmicos poco significativos y viento del oeste con intervalos localmente fuertes.

Consejos de Protección Civil ante la borrasca Nelson

Recomendaciones ante vientos costeros

  • En zonas marítimas, alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generar los vientos fuertes
  • Se recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje
  • En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a las personas. En ese sentido, no arriesgarse para captar imágenes de las olas

Precauciones ante fuertes vientos

  • Conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse
  • También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección
  • A la hora de conducir, extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido. Mucha atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera

Medidas recomendadas ante la previsión de nieve y bajas temperaturas

  • Si es imprescindible viajar por carretera, extremar la atención, sobre todo ante la presencia de placas de hielo
  • Informarse antes de viajar de la situación meteorológica, del estado de las carreteras y de las recomendaciones de la DGT.
  • Revisar neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas
  • Es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil
  • En caso de quedar atrapado en la nieve, permanecer en el coche con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo
  • En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, no intentar resolver la situación por uno mismo, contactar con emergencias y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia

Recomendaciones ante lluvias intensas

  • Disminuir la velocidad de conducción, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua
  • Circular preferentemente por carreteras principales y autopistas
  • En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. El rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente
  • Si comienza a llover de manera torrencial, ser consciente de que existe riesgo de inundación
  • No atravesar tramos inundados, ni en coche ni a pie, porque no se sabe qué puede haber debajo del agua. Mejor ubicar los puntos más altos de la zona y nunca intentar salvar el coche en medio de una inundación
  • En el campo, alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, dirigirse a los puntos más altos de la zona

Deja tu respuesta