Saltar el contenido

Batalla en La Mina entre una banda gitana y otra de marroquíes acaba en un conato de linchamiento

Menos de 1 minuto Minutos

Una turba de personas de etnia gitana rodea la casa donde huyen los marroquíes autores de un apuñalamiento, y los Mossos tienen que salvarlos

Un violento choque entre un grupo de marroquíes y otro de individuos de etnia gitana del barrio de la Mina, Barcelona, se ha saldado con varias agresiones, un apuñalado y el conato de linchamiento del navajero magrebí. El herido, por su parte, fue trasladado a un centro médico y está fuera de peligro.

La pelea estalló el pasado martes, 3 de octubre, alrededor de las cuatro y media de la tarde en la calle de Marte de Sant Adrià del Besòs, Barcelona, en la zona conocida como La Mina. Un hombre de etnia gitana recibió una puñalada, presuntamente, por parte de un sujeto que formaba parte de un grupo de magrebíes.

La reyerta culminó con la huida de los marroquíes, que se refugiaron en el bloque de viviendas ubicado en el 24 de la calle de Marte. Los gitanos rodearon el bloque e incluso entraron en el portal, profiriendo gritos amenazantes en busca de venganza por la persona herida.

Los Mossos planearon una distracción para evacuar a los marroquíes del piso

Después de conocer el apuñalamiento, dotaciones los Mossos d’Esquadra se desplazaron al lugar de los hechos para detener al autor del apuñalamiento. Cuando llegaron al número 24 de la calle de Marte, los gitanos estaban dentro del portal y tenían lugar disturbios en uno de los accesos de la calle.

La situación se volvía cada vez más tensa y la policía catalana movilizó unidades adicionales de control de disturbios y de los servicios de emergencia médica (SEM).

Sin embargo, no fue necesaria una intervención directa. Los Mossos idearon una operación de distracción para poder acceder al piso donde se escondían los marroquíes y los evacuaron antes de que los gitanos asaltaran la vivienda.

El Caso confirmó que, poco después, cuando la banda gitana irrumpió en la casa no encontraron a nadie en su interior y se dispersaron en cuestión de minutos.

La policía catalana declaró la zona como segura y abrió una investigación para esclarecer las causas y circunstancias del apuñalamiento, así como del enfrentamiento entre los gitanos y los marroquíes.

Deja tu respuesta

Posts del Foro