Saltar el contenido

Biden desesperado: aplica nuevas medidas migratorias para combatir la crisis antes de las elecciones

Menos de 1 minuto Minutos

Biden intenta lavarse las manos tras su responsabilidad por la crisis fronteriza

Joe Biden no tiene escapatoria. Sus nefastas políticas migratorias lo han alcanzado. Ahora está desesperado por encontrar una solución para que la crisis fronteriza no sea un problema en las elecciones del mes de noviembre.

El presidente Joe Biden firmó acciones ejecutivas el 4 de junio para limitar el cruce de migrantes en la frontera sur, en un esfuerzo final por reducir los cruces ilegales antes de las elecciones presidenciales.

Biden intenta salvarse tras sus pésimas políticas migratorias

Biden presentó esta medida en la Casa Blanca, acompañado de alcaldes y miembros del Congreso de los estados fronterizos. La acción se formalizó mediante una proclamación presidencial similar a una orden ejecutiva.

“Vengo aquí para hacer lo que los republicanos en el Congreso se niegan a hacer: tomar las medidas necesarias para asegurar nuestra frontera”, dijo Biden, refiriéndose a la legislación bipartidista que fue bloqueada por el Partido Republicano. “Los republicanos no me han dejado otra opción.

La crisis migratoria ha superado cifras históricas con la Administración Biden

No estaba claro si la proclamación tendría un impacto tangible en la frontera sin el financiamiento necesario del Congreso para su implementación, o si los tribunales permitirían que las acciones ejecutivas se mantuvieran ante los previsibles desafíos legales.

¿Cuáles son las consecuencias de estas nuevas medidas de Biden?

El presidente ha ordenado a los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional que prohíban a los inmigrantes solicitar asilo si cruzan la frontera ilegalmente.

Si los cruces ilegales superan los 2.500 diarios, como ha sido el caso durante gran parte de la presidencia de Biden, la prohibición se activaría y permanecería en vigor hasta que la Patrulla Fronteriza registre menos de 1.500 cruces ilegales por día durante al menos una semana.

La Casa Blanca espera que la prohibición se active de inmediato y pueda encenderse y apagarse repetidamente hasta que Biden o un futuro presidente la revoque.

La prohibición no se aplica a los niños no acompañados, pero sí afecta a los niños que viajan con sus padres.

Trump aplicó una medida similar y fue declarada como ilegal

La administración Biden sostiene que su prohibición de asilo es diferente de la de Trump debido a su capacidad para activarse y desactivarse, y porque incluye más exenciones para emergencias humanitarias. Aunque prohíbe a los solicitantes de asilo cruzar ilegalmente, el gobierno sigue procesando a quienes se registran con anticipación en los cruces fronterizos legales mediante una aplicación móvil.

Trump siempre ha sido frontal contra la inmigración ilegal

Aún no se sabe. El expresidente Donald Trump implementó una medida similar en 2018, que fue rápidamente declarada ilegal por varios tribunales federales, argumentando que violaba la ley de inmigración, la cual permite a una persona solicitar asilo sin importar cómo ingresó al país.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) ha anunciado que planea demandar a la administración, lo que significa que estas afirmaciones serán evaluadas en los tribunales.

Una estrategia bien pensada

Los asesores del presidente han decidido seguir adelante a pesar de las preocupaciones legales y de implementación porque consideran que el nivel actual de inmigración ilegal es insostenible.

Además, personas cercanas al asunto afirman que Biden quería mostrar que está tomando todas las medidas posibles para abordar la crisis fronteriza antes de las elecciones, en respuesta a la presión de sus asesores políticos y donantes. Si un tribunal anula la prohibición, el presidente podrá argumentar que sus manos están atadas hasta que el Congreso actúe, especialmente ante los republicanos que rechazaron un acuerdo fronterizo bipartidista a principios de este año.

Deja tu respuesta