Saltar el contenido

Cayetana Álvarez de Toledo vuelve a derrotar en los tribunales al padre de Pablo Iglesias

Menos de 1 minuto Minutos

La Audiencia enmarca dentro de la libertad de expresión de la diputada decir que Iglesias Peláez ‘militaba en la organización terrorista FRAP’

Cayetana Álvarez de Toledo ha ganado por segunda vez en los tribunales a Francisco Javier Iglesias Peláez, el padre del youtuber y cabecilla de Podemos, Pablo Iglesias, que la denunció por intromisión en su derecho al honor tras llamarle “terrorista” en una entrevista de ABC el 1 de junio de 2020.

El padre de Iglesias perdió el primer juicio y recurrió la sentencia, que ha sido confirmada hoy miércoles. En este segundo varapalo judicial de Iglesias Peláez, no deberá que pagar las costas como en el primero.

Las declaraciones de la diputada reflejan ‘un juicio de valor y quedan enmarcadas en la libertad de expresión’

La Audiencia de Zamora ha confirmado hoy que las declaraciones de Álvarez de Toledo “no revisten trascendencia suficiente desde el ángulo del carácter injurioso, insultante o desproporcionado, dado que no son más que el reflejo de un juicio de valor u opinión de la entrevistada, y como tal quedan enmarcadas en la libertad de expresión que le ampara”.

El padre de Iglesias recurrió la sentencia, alegando que, al no ser un personaje público, debe tener más protección su derecho al honor. No obstante, el fallo destaca que se presentó a las elecciones municipales por Podemos y que fue él mismo quien concedió una entrevista a “Público” antes de que Álvarez de Toledo plasmase las declaraciones de junio de 2020 que luego denunció.

La entrevista de Iglesias Peláez

Iglesias Peláez reconoció en el citado medio de extrema izquierda que su entrevista servía “para repasar su trayectoria como militante antifranquista y analizar el ataque recibido por la diputada”, en alusión al célebre intercambio verbal en un Pleno de mayo de 2020 entre su hijo y Álvarez de Toledo.

La popular recordó al entonces vicepresidente, Pablo Iglesias, tras sus intentos de denigrarla motejándola de “señora marquesa” que él es “el hijo de un terrorista“, en alusión a la militancia Iglesias Peláez en la banda terrorista FRAP durante la transición.

La entrevista de Álvarez de Toledo

Las siguientes declaraciones de Álvarez de Toledo en ABC motivaron que el padre de Iglesias recurriera a los tribunales:

“El padre de Iglesias dice que se limitó a repartir propaganda para una manifestación. En esa manifestación fue cuando mataron a los policías. Pero al margen de la actividad que él ejerciera en la organización terrorista, él militaba en esa organización terrorista “.

La diputada recordó que lo reconoció su propio hijo en 2012 y que: “ahí estaba el FRAP y de ese caldo de cultivo antidemocrático sale Pablo Iglesias, que trabaja contra el orden constitucional y que ha venido a consumar la obra ideológica de su padre y del FRAP: cargarse el orden democrático”.

Iglesias Peláez afirmó no ser personaje público, aunque se presentó a las elecciones municipales por Podemos

La Audiencia de Zamora concluyó que, en la ponderación entre la intromisión del derecho al honor denunciada por Iglesias Peláez y la libertad de expresión de Álvarez de Toledo, debe prevalecer la segunda.

“A pesar de que el recurrente refiere que su militancia política está ya ‘pasada‘, por lo que entiende que la sentencia impugnada yerra al entender que las expresiones vertidas lo han sido dentro del contexto general y clima de discusión política, y del enfrentamiento político y dialéctico entre el padre del vicepresidente del Gobierno y la parlamentaria y portavoz del PP”.

El fallo recuerda que: “fue el propio recurrente el que realizó una entrevista previa tratando el tema de su militancia política y abordando el tema que ahora califica de carente de interés“.

Además, zanja la sentencia, “un año antes el recurrente se había presentado a las elecciones municipales de esta localidad en la lista del partido político liderado por su hijo, de modo que las referencias al anonimato y nula proyección pública que invoca el recurrente quedan diluidas”.

Deja tu respuesta