Saltar el contenido

Arranca marzo con el IVA de la luz al 21%

Menos de 1 minuto Minutos

Vuelve a subir el IVA de la luz del 10 al 21%. Suben también el impuesto de producción eléctrica y el impuesto especial sobre la electricidad

El IVA de la luz volverá a situarse en marzo al 21% y afectará alrededor de 27 millones de contratos en el recibo de febrero. Con el Real Decreto 8/2023 de 27 de diciembre, el Gobierno socialista establece que, cada vez que baje de 45 € el precio del MWh en el mercado mayorista del mes anterior, el IVA subirá al 21%.

Debido a la reducción de precios del mercado diario al final de febrero -la media queda en unos 42,43 €-, se desactiva la bonificación y el IVA eléctrico volverá al 21% en marzo.

Este sistema de subidas y bajadas del IVA, según el precio del mercado mayorista, también afectará a clientes que en su día, tal y como promovió el propio Gobierno, contrataron el suministro a un precio fijo para evitar la volatilidad de precios que ahora se institucionaliza vía ‘decreto anticrisis‘.

También suben del Impuesto Especial y el Impuesto Sobre el Valor de la Producción

A estos ajustes del IVA sumarán otras subidas de tributos, como el del Impuesto Especial sobre la Electricidad (IEE), que se incrementará a lo largo del año: de enero a marzo, llegará al el 2,5%; de abril a junio, quedará en el 3,8% y al final alcanzará el 5,1% anterior a la crisis.

El Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica (IVPEE), único en la unión europea, subirá progresivamente: hasta marzo tiene un tipo del 3,5%, subirá al 5,25% hasta junio y finalmente alcanzará el 7% anterior a la crisis.

El IVA sube y baja según el precio del mercado mayorista del mes anterior

Según resumió ‘El Economista’, el gobierno de Sánchez creó un mecanismo de IVA de reglas complejas, variable e impredecible que además depende de variables ajenas a la mayoría de los consumidores.

En otros términos, la subida es independiente de que los consumidores tengan contratado su suministro a precio fijo o indexado al mercado, porque se les repercute vía impuestos esa volatilidad.

Respecto a los autónomos, esta variación del IVA de la electricidad transmite incertidumbre a la hora de liquidar trimestralmente su IVA, habida cuenta de que es uno de los principales tributos que afrontan de forma recurrente.

Deja tu respuesta