Saltar el contenido

Condenada a 4 años por intentar matar a una amante ocasional de su pareja en Pamplona

Menos de 1 minuto Minutos

La agresora atacó con un cuchillo con filo de sierra a la víctima, que encontró dormida y desnuda en la cama de su pareja

La Audiencia de Navarra ha condenado a 4 años de prisión por tentativa de homicidio a una mujer de 30 años que acuchilló a otra que tuvo sexo con su pareja, de quien era amante ocasional, en un piso de Pamplona. En la sentencia se ha estimado en la conducta de la agresora la agravante de abuso de superioridad y las atenuantes de reparación del daño y toxicomanía. 

Según el informe del médico forense, la procesada por atacar a la amante de su pareja sufre una afección leve-moderada de sus facultades intelectivas debido al consumo de sustancias psicoactivas. 

De conformidad, tras un acuerdo entre la fiscalía, la acusación particular y la defensa, se suspende la sentencia durante cuatro años con la condición de que la agresora siga con el tratamiento de salud mental y deshabituación a las drogas.

‘Te voy a matar’ amenazó a la amante momentos antes de atacarla con un cuchillo

La mujer ataco a su víctima, otra mujer de 25 años, el 24 de febrero de 2023. La víctima, de 25 años, dormía en la cama del dormitorio de la pareja de la agresora, quien se había marchado a trabajar a las 6 de la mañana. Había pasado la noche con él porque “ocasionalmente” mantenían relaciones sexuales.

Sobre las 7.30 horas, entró en la casa la agresora, quien mantenía “una relación sentimental” con el hombre, y vivía a caballo entre el domicilio de sus padres y el piso de él. Cuando descubrió a la otra mujer en la cama, mantuvo con ella una breve discusión y le amenazó de muerte.

Acto seguido, la agresora fue a la cocina, cogió un cuchillo de 20 centímetros —10 cm de hoja— con filo de sierra y regresó a la habitación. “Te voy a matar”, le dijo a la amante de su pareja, y se abalanzó de repente sobre ella, que se encontraba acostada, medio dormida y desnuda.

La víctima le propinó una patada a la agresora para defenderse, momento en que recibió una cuchillada en el tobillo izquierdo. Al tratar de quitarle el arma, recibió cuchilladas en la oreja, pecho, hombro, brazo y costado izquierdos. Finalmente, consiguió quitarle el cuchillo y salir del dormitorio. 

Al comprobar que sangraba mucho, le pidió a la agresora que llamara a una ambulancia, a lo que esta hizo caso omiso. La víctima salió del domicilio y pidió ayuda a una vecina del 2º piso, quien la atendió mientras llegaba la ambulancia y la Policía Municipal. 

Las lesiones de la víctima requirieron de cirugía, tardaron 21 días en curar y quedaron como secuelas cicatrices en las zonas heridas. 

Ambas estaban enemistadas con anterioridad y se agredieron en otra ocasión

La acusada y la víctima ya se conocían y existía una enemistad previa entre ellas. Con anterioridad habían discutido y se habían agredido en una ocasión. La sentencia considera probado que, cuando se produjo la agresión la víctima “estaba acostada en la cama, adormilada y sin ropa, lo que disminuía notablemente su capacidad para defenderse”. 

La agresora, en prisión provisional desde el 25 de febrero del pasado año, ingresó con carácter previo al juicio 50.000 euros para reparar el perjuicio causado y abonar las costas de la acusación particular. La encausada no podrá comunicarse ni acercarse a la víctima a menos de 300 metros durante 5 años. 

Tras el acuerdo alcanzado entre las partes el pasado día 2, las acusaciones no se opusieron a la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad por aplicación del artículo 80.5 del Código Penal. Plantearon que el plazo de suspensión sea de cuatro años y condicionado a que la agresora continúe con el tratamiento de salud mental y deshabituación a las drogas.

Deja tu respuesta