Saltar el contenido

Enfermera condenada en Navarra por espiar el historial cínico de una mujer y luego amenazarla

Menos de 1 minuto Minutos

Gracias a su condición de enfermera, con accesos indebidos descubrió la dirección, el móvil y el Facebook de la víctima y le advirtió que ‘iba a sufrir mucho’

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a 7 meses y 15 días de cárcel una enfermera de 44 años que accedió sin autorización a los datos personales de una mujer y los usó para enviarle mensajes con graves amenazas.

Las partes implicadas llegaron el día del juicio, el pasado 1 de marzo, a un acuerdo por lo que la sentencia se ha dictado de conformidad. Así, la inculpada, con eximente incompleta de trastorno mental, indemnizará con 6.000 € a la denunciante por el daño moral causado.

Amenazó a una mujer que creía relacionada con su hijo, cuya custodia tiene el padre

En agosto de 2022, la condenada trabajaba en un centro de salud comarcal desde el que accedió, gracias a su condición de enfermera, a información personal de una mujer que creía que tenía algún tipo de relación personal con su hijo, nacido en 2021 y cuya custodia corresponde a su padre.

La procesada accedió en dos ocasiones al historial clínico de la mujer y descubrió, sin estar autorizada, tanto su dirección, como su perfil de Facebook como su teléfono móvil, que utilizó para enviarle mensajes de Messenger y WhatsApp.

Asimismo, según recoge la sentencia, tras averiguar también el domicilio de la denunciante, le exponía en uno de los mensajes que era enfermera y que tenía “amigas” en el barrio en el que ella residía.

En los mensajes amenazantes, conminaba a la mujer a que dejara de tener relación con su hijo, porque de lo contrario iba a sufrir mucho.

Eximente incompleta de trastorno mental para la enfermera

La sentencia achaca los actos perpetrados por la enfermera a una depresión posparto tras el nacimiento de su hijo que, junto a su impulsividad, alteraron “sus facultades de manera grave, sin llegar a anularlas”.

Los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de descubrimiento y revelación de secretos, con eximente incompleta de trastorno mental.

La procesada aceptó 7 meses y 15 días de prisión y una multa de 810 euros, así como de un delito leve de amenazas, por el que asumió el abono de una pena de multa de 360 euros.

El tribunal acordó la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad por un periodo de 2 años, condicionada a que durante dicho periodo de tiempo no cometa delitos y a que abone la responsabilidad civil en los plazos señalados.

1 Comment

  1. José Manuel Nieto Sánchez
    mayo 18, 2024 @ 6:49 pm

    Errata en el titular: “Historial clínico”

Deja tu respuesta