Saltar el contenido

Condenado un matrimonio nigeriano por forzar a prostituirse a una compatriota en el Polígono Marconi tras hacerle vudú

Menos de 1 minuto Minutos

Entró ilegalmente en Italia en patera, la llevaron a Francia y en coche hasta Madrid, donde fue obligada a pedir asilo con documentación falsa

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha ratificado la sentencia de la Audiencia Provincial que condenó a 8 años de prisión para cada miembro de un matrimonio nigeriano de proxenetas por someter a explotación sexual a una joven compatriota que trajeron a España engañada.

Los proxenetas trajeron a España a la joven en patera, vía Italia, la obligaron a prostituirse con rituales de vudú y a solicitar asilo en España con documentación falsa para regularizar su situación.

Los hechos se remontan al año 2016, cuando la hermana y la madre de la mujer condenada resultaron en Nigeria a la joven mediante engaños, aprovechando su difícil situación económica y personal. Inicialmente la prometieron que veía a España para cuidar a un niño, pero luego la forzaron a prostituirse.

Un ritual de vudú para someter la voluntad de la víctima

Obligada por la organización, la víctima se sometió a un ritual de vudú que implicaba ingerir un hígado de gallina y una bebida alcohólica con el fin de someterla psicológicamente. Los condenados la informaron que había contraído con ellos una presunta deuda de 25.000 euros por traerla a España y que, de no pagar, recaería en su familia.

Tras someterse a los delincuentes, trasladaron a la joven hasta la costa de Libia y desde allí la llevaron en patera a Europa como inmigrante ilegal. Tras el desembarco en Italia, miembros de la banda la trasladaron hasta Milán, luego a Francia, en coche hasta el centro Madrid y, desde un parque donde esperó durante horas, la llevaron a una vivienda de la organización en Getafe.

Llegó en patera a Italia y pidió asilo en España con documentos falsos que aportó el matrimonio nigeriano

Bajo coerción, el matrimonio nigeriano de proxenetas obliga a la víctima a solicitar asilo ante las autoridades españolas con la documentación falsa que ellos le proporcionaron. El trámite servía para regularizar su situación y evitar su detención por ser inmigrante ilegal.

Con la documentación oficial de solicitante de asilo, los captores trasladaron a la víctima empezó por toda España, en lugares como como Ponferrada, para ejercer la prostitución. Terminó trabajando en Madrid, en el polígono Marconi, desde las 19 o 20 horas hasta las 10 horas del día siguiente.

La victima entregaba todo el dinero que obtenía al matrimonio, acumulando más de 4.000 euros. Esta suma se destinaba a pagar una supuesta deuda de 25.000 euros y 220 más en concepto de alquiler y la manutención.

La hermana y la madre de la condenada reclutaban a las jóvenes en Nigeria

A pesar de estar vigilada y sin permiso para salir sola, la joven logró escapar aprovechando una ausencia de la mujer proxeneta del matrimonio nigeriano. A finales de 2017, denunció los hechos a la Policía y, tras su declaración, los agentes arrestaron de inmediato al matrimonio de proxenetas.

Las investigaciones revelaron que las personas que la engañaron y captaron en Nigeria eran la hermana y la madre de la arrestada. Durante el registro del domicilio del matrimonio, se encontraron documentos falsificados y registros de los servicios realizados por la víctima.

El matrimonio, dos nigerianos de mediana edad, fue acusado de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y favorecimiento de inmigración clandestina. La Audiencia Provincial condenó a 7 años de prisión a cada miembro de la pareja por el delito de trata de seres humanos y 1 año adicional por su delitos relacionados con la inmigración ilegal.

Según recoge Europa Press de la sentencia, también se condenó al matrimonio nigeriano a pagar a la víctima una indemnización de casi 30.000 euros por daños morales y el dinero sustraído a su compatriota.

Deja tu respuesta