Saltar el contenido

Condenados a 110 años de cárcel los etarras ‘Txapote’ y ‘Amaia’ por el asesinato del concejal Manuel Zamarreño

Menos de 1 minuto Minutos

Los terroristas separatistas de ultraizquierda asesinaron con una moto bomba a un concejal del PP, sustituto de un amigo suyo, también víctima de los pistoleros

La Audiencia Nacional ha condenado a 110 años de cárcel a los etarras Francisco Javier García ‘Txapote’ e Irantzu Gallastegui ‘Amaia’, pistoleros de la banda separatista de ultraizquierda, ETA, por el asesinato del concejal del PP en Rentería Manuel Zamarreño.

Los etarras asesinaron a su víctima el 25 de junio de 1998 mediante la explosión de una moto-bomba; Zamarreño sustituía a su amigo José Luis Caso, otro cargo electo asesinado seis meses antes por la misma banda separatista,  

En el atentado perpetrado por Txapote y sus compinches también resultó herido de gravedad el escolta de la víctima y una mujer que se encontraba en las inmediaciones.

La Audiencia condena a los pistoleros de extrema izquierda por delitos de asesinato consumado terrorista, dos delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa, lesiones terroristas, estragos y tenencia, fabricación, transporte y colocación de artefacto explosivo con finalidad terrorista.

La Sala considera que, por el medio empleado y la activación por control remoto cuando la víctima se encontraba desprevenida y sin facultad alguna de reacción defensiva, constituye la circunstancia de alevosía del delito de asesinato terrorista.

‘Comando’ de etarras asesinos de cargos electos

El Tribunal considera acreditado que perpetró el crimen la célula terrorista de pistoleros de extrema izquierda denominada ‘comando Donosti’, que en las fechas de los hechos integraban los ‘liberados’ Txapote, Amaia y otro asesino ya muerto, Luis Geresta.

El objetivo del ‘comando’ era asesinar a miembros del PP como reflejan los diversos asesinatos ya atribuidos a los integrantes de la banda. La Audiencia se basa en los informes periciales de la Ertzaintza, Policía y Guardia Civil para concluir que ambos acusados fueron los autores materiales del atentado.

La sentencia recoge que fue la terrorista quien adquirió la moto a la que se adhirió entre 1 y 2 kilos de explosivo. La individua tuvo que hacerlo en persona, “porque los restantes colaboradores en tales tareas asesinas, habían sido detenidos en esas fechas”, indica la Audiencia.

Para el tribunal, “la autoría material de los acusados ha quedado acreditada más allá de toda duda razonable, los hechos se imputan al Comando Donosti, único comando operativo entonces, integrado por los acusados (…) y en aquellas fechas solo ellos pudieron ser los coautores de la fabricación y colocación de la bomba explosiva en la motocicleta”.

La Audiencia establece una indemnización de medio millón de euros para la viuda del concejal y cada uno de sus hijos, que en la época de los hechos eran pequeños, y de 600.000 euros para el escolta por las heridas sufridas en el atentado terrorista y el sufrimiento generado por el largo periodo de curación.

1 Comment

  1. Michel Debever
    junio 15, 2024 @ 7:03 am

    ¿Hacía falta más de 25 años para esta sentencia? Y, ¿que va a quedar de las indemnizaciones cuando el gobierno los va a indultar, dentro de poco?

Deja tu respuesta