Saltar el contenido

Condenan a cinco años de cárcel a un inmigrante ilegal marroquí que violó a una mujer en Sevilla

Menos de 1 minuto Minutos

Los hechos ocurrieron en 2021. La violación se produjo en plena calle y el condenado, de nombre Abdelmoula, será expulsado de España

Un inmigrante ilegal marroquí ha sido condenado a cinco años de cárcel por violar a una mujer a la que asaltó en plena calle Torneo (Sevilla) en la noche del 6 de diciembre de 2021. El condenado, de nombre Abdelmoula, reconoció los hechos en el juicio, su abogado alcanzó un acuerdo con la Fiscalía y con la acusación particular y será expulsado del país cuando cumpla dos tercios de la pena. Además, tendrá que indemnizar con 30.000 euros a la víctima por lesiones físicas y psíquicas.

El suceso ocurrió sobre las cuatro y media de la madrugada del 6 de diciembre de hace dos años. La joven se dirigía a su vehículo cuando el ilegal marroquí, irrumpió de entre unos matorrales y la abordó “sin mediar palabra, con la clara intención de satisfacer su apetencia sexual”. Así lo relata la sentencia.

Abdelmoula la tiró al suelo y se colocó encima. Ella lo empujó e intentó levantarse, pero no pudo. Él le tapó entonces la boca para impedir que pidiera auxilio, le desabrochó el pantalón y la tocó por debajo de la ropa. Tras sofocar un nuevo intento de la joven de zafarse de su agresión, el condenado le agarró la cabeza por detrás “con fuerza” y la forzó a practicarle una felación “al tiempo que le decía en árabe “chupa”. El acusado también la golpeó en la cara y en el pecho.

Como consecuencia de la agresión, la joven acabó en las Urgencias del hospital Virgen del Rocío. De hecho, fueron los profesionales sanitarios quienes avisaron a la Policía. La víctima sufrió contusiones y hematomas en la cara, la espalda, los brazos y los glúteos, así como la fractura del escafoides de la mano izquierda y dolor en sus genitales.

La joven también precisó de tratamiento psicoterapéutico durante tres meses. Con anterioridad a la agresión ya estaba diagnosticada de un trastorno del humor afectivo, pero la violación agravó este problema y le generó otros desequilibrios y ansiedad. Como secuela psicológica padece estrés postraumático.

Deja tu respuesta