Saltar el contenido

Cuatro gitanos arrestados por la brutal paliza a un hombre en Laredo

Menos de 1 minuto Minutos

Los gitanos detenidos apalearon al su víctima con barras de hierro usadas para montar puestos ambulantes y después le patearon la cabeza

La Guardia Civil ha detenido a cuatro gitanos, tres hombres y una mujer, como presuntos autores de la brutal paliza con barras de hierro que recibió un hombre de 63 años en un parking de Lardero.

Los detenidos tienen edades comprendidas entre 28 y 56 años. El Instituto Armado detuvo a dos hombres y una mujer durante el domingo, y este lunes por la mañana arrestó a un tercer varón.

Los arrestos se practicaron en las localidades cántabras de Cicero y Laredo, y pudieron intervenirse las barras de hierro con las que los detenidos, presuntamente, apalearon a su víctima en el parking de un centro comercial.

Las barras empleadas en la paliza que ayer parte de la estructura de puestos ambulantes. Ante las hipótesis surgidas sobre un vigilante linchado, la Guardia Civil informó que la víctima no se encontraba trabajando en el momento de la agresión.

Se han propagado versiones que apuntan, desde una rivalidad entre clanes gitanos, hasta que la víctima, presuntamente, acosaba a una joven de la familia de los agresores. No obstante, todavía no existe confirmación de la Guardia Civil sobre el verdadero móvil de la agresión.

 Los detenidos han pasado a disposición judicial

Según informa Europa Press de fuentes judiciales, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Laredo abrió diligencias previas por un delito de lesiones con instrumento peligroso.

El juez ha decretado hoy prisión provisional comunicada y sin fianza para los tres varones detenidos, mientras que la mujer quedó en libertad provisional con obligación de comparecer en el juzgado.

Un linchamiento viralizado en internet

Sobre las 14:00 del pasado 18 de junio, La Guardia Civil recibió un aviso relativo a una supuesta pelea con barras de hierro en el aparcamiento de un centro comercial de Laredo.

Cuando llegaron los agentes, ya se había producido la escena viralizada en Twitter, donde podía verse a un grupo de gitanos apaleando y pateando salvajemente a un hombre ensangrentado, tendido inmóvil en el suelo.

Los agentes encontraron a los servicios de urgencias atendiendo a la víctima. El hombre agredido por los gitanos acabó ingresado en el hospital de Laredo y de allí ha sido derivado al Hospital Valdecilla de Santander con pronóstico reservado.

La Guardia Civil recabó indicios en el lugar de los hechos, y datos sobre el vehículo usado por el clan gitano para escapar después de la paliza. La información disponible condujo al arresto de los presuntos autores en cuestión de horas.

Deja tu respuesta