Saltar el contenido

Desalojados ocho pisos ocupados en Reus convertidos en plantaciones de marihuana

Menos de 1 minuto Minutos

Los narcopisos desalojados de okupas de etnia gitana, en el barrio Mas Pellicer de Reus, son en su mayoría de protección oficial

Un amplio dispositivo policial ha intervenido durante la mañana de este miércoles en el vecindario Mas Pellicer de Reus para desalojar ocho inmuebles usurpados por personas, en su mayoría de etnia gitana, que habían sido convertido los pisos en plantaciones de marihuana.

La operación arrancó cuando la Policía recabó indicios de que los ocupas de las casas cultivaban más de 1.500 plantas plantas de cannabis, con la correspondiente instalación eléctrica ilegal y precaria, con el riesgo de incendio que implicaba.

La compañía eléctrica confirmó que todas las casas registradas hoy por los Mossos d’Esquadra estaban enganchadas ilegalmente a la red. También existía la circunstancia de que los delincuentes desalojados ocupaban, en su mayoría, pisos de protección oficial de titularidad pública.

Los apartamentos estaban en su mayoría ocupados por familias gitanas que, además de no pagar el alquiler, generaban delincuencia e inseguridad en el barrio.

Operación policial para devolver los pisos usurpados a los vecinos

Los agentes entraron el los pisos bajo la supervisión de agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Policía de Reus y con la colaboración de equipos de intervención del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO).

Alrededor de las once de la mañana, los agentes completaron los registros en los pisos a los que el juzgado de instrucción nº 2 de Reus autorizó el acceso. Los agentes desmontaron la plantación y la instalación eléctrica ilegal que la sustentaba, e instalaron puertas antirrobo para evitar que volvieran a ser ocupadas las viviendas.

El desalojo se saldó con dos arrestos por narcotráfico y la incautación de 1.580 plantas de marihuana, 388 gramos de cocaína y un arma corta de perdigones con mira telescópica.

En cuanto a la infraestructura de los narcopisos, los Mossos encontraron 208 transformadores eléctricos para alimentar 12 focos, 20 extractores, 45 ventiladores y 31 aparatos de aire acondicionado.

En ese sentido, uno de los objetivos de la operación era recuperar los apartamentos, que pertenecen a la Agència de l’Habitatge de Catalunya (AHC). Al tratarse de viviendas de protección oficial, podrán devolverse a su uso social originario. Por otra parte, se buscaba desmantelar los cultivos y aislar esos focos de delincuencia en el barrio.

Protestas de los delincuentes contra la Policía

Este miércoles ha sido la primera vez que la comisaría de Reus acomete una macrorredada contra inmuebles ocupados convertidos en narcopisos. Además de desmantelar las plantaciones, el objetivo de los Mossos era también el de generar un impacto en la delincuencia del barrio Mas Pellicer.

Según ha informado El Caso, la operación duró toda la mañana y, a lo largo de este miércoles, se comprobará la eficacia de la redada para frenar la venta de droga en vecindario.

La intervención de hoy se integra en una estrategia de prevenir el delito en barrios problemáticos de Reus, tales como el de Gaudí y el de San José Obrero. En ambas ubicaciones, los Mossos desmantelaron hace unas semanas varios puntos de venta de cocaína y heroína usados por narcotraficantes.

Ayer martes, un grupo de delincuentes pincharon las ruedas de un coche patrulla de los Mossos como forma de protesta contra estas acciones policiales.

1 Comment

  1. BiciViajero
    junio 18, 2023 @ 6:56 pm

    Okuparon por necesidad.

Deja tu respuesta