Saltar el contenido

Detenida en Denia una madre secuestradora reclamada en Francia

2 Minutos

La mujer cambió de domicilio en cuatro ocasiones tras secuestrar al menor, de 11 años, que mantenía sin escolarizar

Agentes de la Policía Nacional han arrestado en Denia (Alicante) a una madre secuestradora bajo una Orden Europea de Detención y Extradición a Francia, acusada de presuntamente secuestrar a su hijo de 11 años.

Según informó la Policía Nacional en un comunicado, la mujer mantenía al niño sin escolarizar y cambió de residencia en cuatro ocasiones sin conocimiento del padre.

Señalamiento europeo emitido en Francia por ‘Protección de Menor de Edad Desaparecido’

La Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Policía Nacional recibió información de que la madre secuestradora en busca y captura se hospedaba en un hotel de Denia.

Los agentes se dirigieron al lugar y encontraron a la mujer con su hijo de 11 años, sujeto a una orden europea emitida en Francia por ‘Protección de Menor de Edad Desaparecido’.

La detenida, de 44 años y ciudadana francesa, pasó a disposición judicial, mientras que se trasladó al menor temporalmente a la Comisaría de Policía Nacional en Denia.

Posteriormente, la Policía contactó con la Fiscalía de Menores de Guardia de Alicante para alojar al niño en un centro de acogida, donde será atendido provisionalmente mientras se tramita su vuelta a Francia con su padre.

Las autoridades estiman que la madre secuestradora pueda sufrir trastornos psicológicos

Las autoridades francesas habían solicitado la detención de la mujer debido a la falta de escolarización del niño y a sus múltiples cambios de domicilio, realizados sin el conocimiento del padre y en un corto período de tiempo. Esta circunstancia llevó a los agentes a sospechar que la mujer podría padecer algún trastorno psicológico.

La detenida pasó a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Denia, como dictaminó el Juzgado Central de Instrucción de Guardia de Madrid, a quien corresponde ahora decidir sobre la extradición en Francia, donde el delito conlleva una pena de hasta tres años de prisión.

Deja tu respuesta