Saltar el contenido

Detenido ocho veces desde octubre un argelino en Bilbao por dar palizas para robar móviles

Menos de 1 minuto Minutos

Si este inmigrante argelino hubiese sido deportado tras el primer delito, nos hubiésemos ahorrado siete palizas. ¿Por qué no se hace?

La Ertzaintza ha detenido ocho veces desde octubre, a un inmigrante argelino de 24 años, por dar palizas para robar móviles a viandantes en Bilbao.

Este delincuente importado, que suele frecuentar el barrio de San Francisco, acumula antecedentes por delitos graves en los que utiliza una gran violencia. Su “especialidad” son los robos de teléfonos móviles, aunque también le han imputado hurtos y una agresión sexual.

Una vez que este inmigrante ha golpeado o tirado el suelo a la víctima, le sustrae el teléfono móvil sin dificultad y se marcha. En ocasiones, ha actuado con algún cómplice.

Ha sido detenido ocho veces por la Ertzaintza y la Policía Municipal en la capital vizcaína desde el pasado mes de octubre en que se inició su escalada delictiva, que no ha cesado desde entonces y que va incrementando su gravedad. Tras ser puesto a disposición judicial, el arrestado queda de nuevo en libertad y continúa delinquiendo.

La pregunta es por qué se le deja en libertad, por qué no se le deporta inmediatamente y por qué un inmigrante argelino puede delinquir con absoluta impunidad.

Deja tu respuesta