Saltar el contenido

Detenido un inmigrante ilegal senegalés tras atacar a una vigilante de la estación de bus de Murcia

Menos de 1 minuto Minutos

“Os voy a matar, sois unas putas, unas perras” le espetó a la vigilante y a una trabajadora de un bar. Seis policías fueron necesarios para reducirle

Seis agentes de Policía Nacional fueron necesarios para reducir a un inmigrante ilegal senegalés, cuyas iniciales son O.S, por atacar a una vigilante de seguridad de la estación de autobuses de Murcia.

La víctima denunció que el inmigrante le arrebató la defensa y le pegó con ella en una pierna, y que espetó, a ella y a la empleada de un bar: “Os voy a matar, sois unas putas, unas perras”.

Todo comenzó cuando una trabajadora de un bar de la estación le requirió, sobre las ocho de la mañana, porque había una persona durmiendo en el suelo del local, a fin de que pudiese sacarla fuera.

Al llegar al interior del establecimiento, el senegalés le propinó “un fuerte empujón en el pecho”. Fue entonces cuando la trabajadora sacó su porra, pero el sujeto se la quitó y empezó a darle con ella. Se produjo entonces un forcejeo en el transcurso del cual la vigilante se torció una muñeca (hay un parte médico que acredita una contusión); además, el individuo también intentó pegar a la camarera.

Las cámaras de seguridad grabaron los hechos y los agentes pudieron localizarle minutos después. El inmigrante se mostró muy violento en la detención y fueron necesarios seis policías para reducirlo.

Deja tu respuesta