Saltar el contenido

Detenido un marroquí por agredir sexualmente a una joven en la feria de Málaga

Menos de 1 minuto Minutos

La joven logró resistirse y liberarse del individuo tras un forcejeo. Inmediatamente, comenzó a gritar, lo que atrajo la atención de un grupo de jóvenes que pasaban por la zona

Un individuo de origen marroquí ha sido arrestado por las autoridades locales bajo la sospecha de haber cometido una agresión sexual contra una joven en el recinto de la Feria de Málaga.

La denunciante alega que el detenido la sujetó del cuello y la agredió sexualmente en el área de Cortijo de Torres. Estos acontecimientos tuvieron lugar el pasado lunes 14 de agosto, coincidiendo con el 26 cumpleaños del joven detenido.

La víctima conoció al presunto agresor en la caseta Funk California, donde mantuvieron una conversación durante las horas nocturnas.

La conversación indujo a la joven a separarse de su grupo de amigos y quedarse a solas con el individuo en cuestión. Él sugirió salir de la caseta para poder continuar su interacción debido al ruido que dificultaba la comunicación.

Una vez fuera, el sujeto la agarró por el cuello, según la versión de la víctima, y la llevó por la fuerza hacia un lugar apartado, precisamente en el espacio entre dos puestos de comida rápida ubicados en el recinto de Cortijo de Torres.

Tocamientos con fuerza La víctima informó a la policía que una vez allí, fue acorralada por el individuo y sufrió tocamientos con fuerza mientras él la sujetaba por el cuello con su otra mano. Además, el agresor le profirió expresiones obscenas sobre sus intenciones futuras.

La chica logró resistirse y liberarse del individuo tras un forcejeo. Inmediatamente, comenzó a gritar, lo que atrajo la atención de un grupo de chavales que pasaban por la zona. Estos jóvenes no solo presenciaron la situación, sino que también brindaron ayuda a la víctima y la acompañaron hasta la llegada de la policía.

La primera patrulla que llegó al lugar se encargó de obtener una descripción detallada del presunto agresor: un joven de aproximadamente 25 años (que celebraba su 26 cumpleaños esa noche), de apariencia árabe (de ascendencia marroquí), delgado, con cabello corto y rizado, y vistiendo una camiseta blanca con la imagen de dos tigres en la espalda. La víctima también recuerda una característica física distintiva: una cicatriz en su rostro, tal y como informa el Diario Sur.

La joven, quien había conocido al individuo en una caseta, logró liberarse y pidió ayuda a un grupo de jóvenes. Las unidades de seguridad de la Feria de Málaga llevaron a cabo una búsqueda exhaustiva en la zona. Pocos minutos después, una patrulla de la Policía Local detuvo a un hombre que coincidía con la descripción proporcionada por la víctima.

Mientras los agentes identificaban al sospechoso, la víctima, acompañada por otro equipo de agentes, visualizó al individuo a distancia y señaló con certeza que era la misma persona que la había agredido sexualmente, según fuentes confiables.

Basándose en el reconocimiento explícito por parte de la víctima, los agentes procedieron a la detención del sospechoso y llevaron a la víctima al Hospital Materno Infantil para un examen médico. La investigación actualmente se encuentra en manos del juez a cargo.

Deja tu respuesta