Saltar el contenido

Detenidos tras sabotear una gasolinera activistas de Futuro Vegetal relacionados con la irrupción en el Congreso

Menos de 1 minuto Minutos

Los ecologistas radicales detenidos también participaron en la invasión de la zona de seguridad del aeropuerto de Ibiza en verano de 2023

La Guardia Civil y la Gendarmería Nacional Francesa han detenido en una operación conjunta a dos ecologistas radicales de la organización Futuro Vegetal, sospechosos el sabotaje cometido contra una gasolinera en la localidad de Laruns (Francia), la madrugada del pasado 8 de septiembre.

Una de las personas detenidas formaba parte del trío de activistas radicales que, aprovechando una visita guiada en el Congreso de los Diputados, desplegaron una pancarta y trataron de pegarse a la tribuna de oradores.

Los detenidos, reincidentes en delitos relacionados con el ecologismo radical, participaron en acciones menos esperpénticas y más peligrosas, para ellos y los demás, tales como la irrupción en la zona de seguridad del aeropuerto de Ibiza en verano de 2023, el corte de la M-30 en diciembre del año 2022 y el corte de la M-40 en abril de 2023.

‘Acción de solidaridad’

Los activistas divulgaron en internet que saboteaban la gasolinera como parte de la nueva estrategia de su organización para el curso 2023-2024. Los sujetos definieron el sabotaje como “una acción en solidaridad con E.S, ciudadano argentino encausado” por un acto contra una multinacional de suministro de energía de electricidad y gas.

En palabras de la propia organización, además de ser una respuesta frente al juicio de su conmilitón, vandalizar gasolineras también responde “a todo el daño que la multinacional causa por todo el planeta”. Los activistas acompañaron la difusión del sabotaje con la un vídeo-resumen de la acción cometida, a modo de propaganda.

Primera investigación internacional por los delitos de Futuro Vegetal

Con estas dos detenciones se pone fin a la primera investigación policial internacional a causa de delitos cometidos por integrantes de Futuro Vegetal fuera de España. A los detenidos se les imputan los supuestos delitos de degradación con dos agravantes: múltiples autores y cara disimulada, según la legislación penal francesa.

La operación ha sido llevada a cabo por la Jefatura de Información de la Guardia Civil con la colaboración de los Grupos de Información de Navarra y Huesca, y la Gendarmería Nacional Francesa.

Deja tu respuesta