Saltar el contenido

Día de la Inmaculada Concepción: festivo de carácter religioso

Menos de 1 minuto Minutos

Es la patrona y protectora de España y de la Armada Española; también su figura nos recuerda el famoso Milagro de Empel

Día 8 de diciembre, fiesta nacional, parte del esperado puente de diciembre y previo a las fiestas de Navidad. Son tiempos de minivacaciones, de compras preparativas para despedir el año… Pero ¿qué celebramos en el 8 de diciembre? ¿Por qué es festivo nacional no laborable?

El 8 de diciembre es el día de Inmaculada Concepción de María y es una de las celebraciones marianas más arraigadas en todo Aragón.Conocida también como la Purísima Concepción, la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María es una festividad cristiana 

Se trata de uno de los dogmas marianos de la iglesia católica: la Virgen María es la Madre de Dios, lo que la convierte en una de las figuras más importantes del cristianismo. Es un principio irrevocable de la Iglesia católica decretado en el año 1854, que sostiene que la Virgen María ha estado libre del pecado original desde el momento de la concepción de su hijo Jesucristo, permaneciendo virgen antes, durante y después del parto “por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente”.

La fiesta de la Inmaculada Concepción fue establecida en 1476 por el papa Sixto IV, aunque fue definida como dogma por el papa Pío IX en 1854 en su carta apostólica Ineffabilis Deus.

Inmaculada Concepción, la patrona de España

Pero en España adquiere una mayor importancia la Purísima ya que, desde 1760, la Inmaculada Concepción es la patrona y protectora de España. El papa Clemente XIII proclamó en su Quantum Ornamenti a la Inmaculada como ‘Patrona Universal de los Reinos de España e Indias’, una decisión que se adoptó tras la defensa del dogma que los diferentes reyes de España realizaron durante varios siglos. 

También es la patrona de la Infantería Española desde 1892 por Real Orden de la Reina doña María Cristina de Habsburgo-Lorena, y del Cuerpo Eclesiástico del Ejército y del Estado Mayor, del Cuerpo Jurídico, y de la Farmacia militar.

La historia del conocido Milagro de Empel

Aprovechas la ocasión este 8 de diciembre de 2023 para hablar del popular, pero para muchos, desconocido MILAGRO DE EMPEL.

7 y 8 de diciembre de 1585. Cuentan que el Tercio del Maestre de Campo Francisco Arias de Bobadilla, con unos cinco mil hombres, combatía durante la Guerra de los Ochenta Años en la isla de Bommel (Países Bajos). La situación era desesperada para los Tercios españoles por la escasez de víveres.

Ante el asedio del enemigo, se propuso a las tropas españolas la rendición. Pero la respuesta española fue clara: “Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”. La respuesta provocó que el comandante holandés diera la orden de abrir los diques para cercar a las tropas españolas, obligándoles a agruparse en la colina donde se alzaba la Iglesia de Empel.

Durante esas labores para conseguir hacer la trinchera, un soldado español encontró una tabla con una imagen de la Inmaculada Concepción. Aquel hallazgo fue interpretado por las tropas españolas como una señal. Esa misma noche, un viento gélido descendió sobre el río Mosa y las aguas se congelaron. Este hecho, que los españoles consideraron milagroso, cambió completamente el signo de la batalla.

Los barcos holandeses tuvieron que retirarse para no quedar encallados en el hielo, y los españoles pudieron romper el cerco y lanzarse al ataque contra los rebeldes que huyeron despavoridos.

Felipe IV y fiesta de guardar

Anunciado el hallazgo, colocaron la imagen en un improvisado altar y el Maestre Bobadilla, considerando el hecho como señal de la protección divina, instó a sus soldados a luchar encomendándose a la Virgen Inmaculada. En 1644 el rey Felipe IV proclamó el 8 de diciembre como fiesta de guardar en todos los dominios del Imperio español para rememorar tal hazaña.

Más tarde llegaría la proclamación del dogma y la declaración de solemnidad de la Iglesia universal de aquella fiesta española. La Inmaculada Concepción fue decretado en 1854 por Pío IX a través de la bula Ineffabilis Deus. Se celebra el 8 de diciembre, nueve meses antes de la celebración de la Natividad de la Virgen el 8 de septiembre y fecha de aquel acontecimiento histórico.

Que la Inmaculada Concepción sea la Patrona del Armada de Infantería tiene, por otra parte, su fundamento en aquellos hechos bélicos sucedidos ese 1585 en la isla de Bommel, junto al río Mosa.

Deja tu respuesta