Saltar el contenido

Dos marroquíes detenidos por robar violentamente patinetes y móviles en el centro de Zaragoza

Menos de 1 minuto Minutos

Tienen 19 y 20 años y suman 24 antecedentes entre los dos pero no son expulsados de España. Los inmigrantes ilegales tienen impunidad

La Policía Nacional ha detenido a dos inmigrantes marroquíes de 19 y 20 años, como autores de varios robos con violencia en el centro de Zaragoza. Ambos magrebíes cuentan con 24 antecedentes previos pero aún así siguen en España sin ser expulsados, lo que demuestra la impunidad absoluta que tienen los inmigrantes ilegales a la hora de delinquir sin consecuencias.

Los robos los realizaban acercándose a sus víctimas con el pretexto de alguna pregunta que les hacían para sorprenderles y llevarse con violencia sus pertenencias. Todos los delitos los cometieron a plena luz del día.

La detención de ambos marroquíes se produjo después de que agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón recibieran un aviso el pasado sábado en torno a las 13:30 horas, gracias a la llamada de un joven al teléfono 091, para denunciar el robo que acababa de sufrir su hermano en pleno centro de Zaragoza, en la calle Conde Aranda.

Según manifestaba el joven, tenía localizados a dos marroquíes que acaban de robar con violencia su hermano. Tal y como explicó la víctima, hacía escasos minutos que estos dos delincuentes le habían parado en mitad de la calle para preguntarle dónde se había hecho el corte de pelo.

Con la excusa, en un momento dado, los dos jóvenes marroquíes se le habían acercado más para amedrentarle y habían empezado a vacilarle manipulando su patinete, llegando a arrancarle el teléfono móvil del brazalete donde lo llevaba, además de intentar llevarse su patinete por la fuerza.

Tras un violento forcejeo, la víctima consiguió finalmente zafarse y que no le robaran también el patinete, pudiendo huir hacia un portal de una vivienda cercana para refugiarse, desde donde pidió ayuda a su hermano. El hermano localizó rápidamente a los marroquíes, que seguían en las inmediaciones donde se acababa de producir dicho forcejeo, y llamó a la policía sin perderlos de vista.

Fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales.

Deja tu respuesta