Saltar el contenido

Eduardo Casanova, el personaje eternamente subvencionado y apadrinado

Menos de 1 minuto Minutos

El actor/director se hizo popular hace ya algunos años cuando de niño interpretó a Fidel en la famosa y exitosa serie: Aída. Hoy vive prácticamente de las subvenciones

Se le define como el “cineasta subvencionado”. Sus sonoros fracasos en el cine no han impedido que Eduardo Casanova siga dirigiendo películas a costa del erario público o que siga protagonizando algunas cintas o que siga participando, previo desembolso también de la administración pública, en programas de TVE con mayor o menor acierto, con mayores y menores críticas.

Este año, el singular personaje dirigía y estrenaba su película Piedad. Tan solo 2.400 personas fueron a los cines a verla en los primeros quince días de estreno, lo que se tradujo en un total de 15.000 euros de recaudación. Y todo a pesar de la enorme promoción estatal y en medios de comunicación globales y amigos.

Además, desde el Ministerio de Cultura se hizo todo lo posible para hacerla funcionar. Destinó a la causa alrededor de 320.000 euros de ayuda. Es decir, recayeron 132 euros de ayuda por cada persona que vio el último film de Eduardo Casanova.

Declaraciones contra VOX

Recordamos que Casanova hizo antes del estreno del filme declaraciones contra VOX, al llamar a sus votantes “gente que es xenófoba, homófoba y misógina”. Además, afirmó no querer que nadie de VOX fuese a sus películas.

Pero lo curioso de este peculiar actor es que, a pesar de sus sonoros fracasos intelectuales, no deja de participar en programas de televisión, tanto en cadenas públicas como privadas. Y en cada uno de ellos genera críticas y comentarios ante sus ‘desafortunados’ comentarios, como cuando se refirió al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, como “carapolla”.

Fue en el programa 25 palabras de Telecinco. El primer edil de la capital tildó a Casanova como “cineasta subvencionado”. “No hay nada que decir. Primero, porque sería darle más publicidad y quizás con eso lo único que conseguiríamos es que hubiera alguna persona más de las dos o tres que van a ver sus películas subvencionadas con cargo a todos los españoles. En segundo lugar, simplemente decir que, si esto se hubiera dicho de un político o de una política de izquierdas, ardería Troya en España”.

La lía en Gran Prix

Ahora, el personaje sigue saliendo en la televisión pública, en este caso en Masterchef, cuando hace unos días hizo lo propio en la final del popular programa también del ente público Gran Prix. Y precisamente sus intervenciones no cayeron en saco roto.

Comentarios en Twitter y otras redes tras su controvertida participación no se hicieron esperar: “Lo bonita que podía haber sido esta final, pero ha ido de padrino Eduardo Casanova”. “Quiero que gane Alfacar pero no puedo con Eduardo Casanova. ¿No se pueden cambiar los padrinos?”. “Eduardo Casanova es el invitado más pedante de todos, y mira que la cosa está empatada con Ana Morgade…”. “Qué pesadez, por dios. Se cree el centro del mundo”. “Me jode mucho pero no pienso ver el Grand Prix por Eduardo Casanova”. “Dios, no había peor manera de terminar el Grand Prix que metiendo a Eduardo Casanova, y encima por Alfacar…”

Y es que el actor y director de cine quiso imponer sus normas en ciertas pruebas del concurso, se rio de la supuesta edad de Jordi Hurtado… Incluso el presentador, Ramón García, tuvo que llamar la atención a Eduardo Casanova por su excesiva efusividad. Pero no lo consiguió. Tras la victoria del pueblo que tenía apadrinado, Alfacar, el actor se abalanzó contra la alcaldesa de la localidad, Fátima Gómez Abad, arrastrándola con él al suelo y rodeándola con sus piernas.

Un usuario de Twitter se pronunció contra Casanova al respecto, alegando que no tenía el consentimiento de la alcaldesa: “Hoy en Grand Prix, tras la victoria del equipo de Alfacar, Eduardo Casanova se ha lanzado sobre su alcaldesa dándose un revolcón por el suelo, sin consentimiento claro, zafándose de él finalmente. Espero que la Fiscalía emprenda acciones contra Eduardo tal que con Rubiales”.

1 Comment

  1. Juan Garcia
    septiembre 12, 2023 @ 3:48 pm

    ¡Que artura de chusma!

Deja tu respuesta