Saltar el contenido

El actor Nacho Vidal, a juicio por la muerte de un fotógrafo practicando el rito del sapo bufo

Menos de 1 minuto Minutos

La Audiencia de Valencia considera indicios que Vidal ejerció de director del rito y le suministró la dosis al fallecido sin tener conocimientos médicos ni tomar precauciones

La Audiencia de Valencia ha revocado el sobreseimiento provisional de la causa contra el actor Ignacio J.G., conocido con el nombre artístico de Nacho Vidal, y otros dos investigados por la muerte de un fotógrafo, el 28 de julio de 2019, durante la celebración de un ritual con veneno de sapo bufo.

La Sección Tercera de la Audiencia de Valencia estima el recurso de apelación presentado por las dos acusaciones particulares y, entiende que existen indicios suficientes para que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Játiva dicte el auto de procedimiento abreviado por un posible delito de homicidio por imprudencia grave.

Los encausados celebraron en un domicilio de la localidad valenciana de Enguera un ritual místico mediante la inhalación de vapores del veneno del sapo bufo alvarius. La secreción defensiva del anfibio contiene una sustancia tóxica, la metilfubotenina, que provoca importantes efectos cardíacos.

Según declararon en su momento fuentes policiales al medio ‘La Región’: “se trata de una actividad con fines terapéuticos o medicinales que en sí misma suponía un serio riesgo para la salud pública, con la que además se enmascaraba un ritual ancestral aparentemente inofensivo“.

Nacho Vidal era el ‘director del rito’

El Tribunal enumera como indicios que Vidal ejerció de “director del rito”, se atribuyó un “conocimiento especial sobre esta clase de ceremonias”, preparó la dosis que debía inhalar el fallecido en una pipeta de cristal y, conocedor de la toxicidad de la sustancia, no adoptó “ninguna precaución ni antes ni durante su administración”.

También recuerda la resolución que Nacho Vidal conocía la incompatibilidad de la metilbufotenina con la cocaína y es posible que hubiera sabido que el fallecido había consumido la droga antes de participar en el ritual.

Cuando la víctima colapsó, siguieron con la ceremonia varios minutos

La Sala también destaca la “evidente carencia de conocimientos médicos” del actor, que quedó de manifiesto cuando la víctima se desmayó y pese a ello “todos continuaron con la ceremonia durante varios minutos”.

Además, el Tribunal considera que también existen indicios para encausar a los otros dos investigados, una prima y un amigo del actor, la primera por su posible contribución al presunto delito y el segundo por un posible encubrimiento tras el fallecimiento de la víctima.

1 Comment

  1. Jonatan Lumbreras González
    marzo 28, 2024 @ 2:06 am

    Ahora le van a hacer en la cárcel lo que el hacia de forma penosa… Ahora con lo decrepitado que esta, si te apuras la tengo yo mas grande que el… Nacho vidal, te van a meter 3 pollas por el culo a la vez. PAYASO!! POR FLIPAO!!

Deja tu respuesta