Saltar el contenido

El cantante Daddy Yankee recibirá una indemnización de 909.000 dólares por el robo que sufrió en un hotel de Valencia

Menos de 1 minuto Minutos

El ladrón dijo que era del staff de Daddy Yankee y el personal del hotel, sin verificarlo, le dio llaves de las habitaciones y le abrió la caja de seguridad

La Audiencia Provincial de Valencia ha reconocido al cantante Daddy Yankee y a su esposa el derecho a una indemnización de 908.950 dólares (832.780 euros) por el robo de unas joyas de su propiedad en la habitación del hotel valenciano donde se alojaban con motivo de una actuación en el Festival Latin Fest de Gandía en 2018.

Si bien existen hoteles que no están obligados a indemnizar a sus clientes por este tipo de situaciones, el letrado de Daddy Yankee confirmó que “el modus operandi de los ladrones y la inocencia de los trabajadores ha sido determinante en la sentencia”.

Un ladrón se hizo pasar por miembro del Staff del cantante y pidió las llaves

Según relató el letrado al programa “Más vale tarde”, el ladrón se hizo pasar por integrante del staff de Daddy Yankee, pidió en la recepción del hotel las llaves de las habitaciones del cantante y se las dieron sin verificar su identidad.

Acto seguido, el ladrón se encontró a la mujer del puertorriqueño en su habitación y, fingiendo ser un empleado de mantenimiento que necesitaba desbloquear la caja fuerte, solicitó nuevamente a la recepción que se la desbloquearan, lo que también consiguió.

Finalmente, el sujeto salió caminando del hotel con el botín, según el abogado, consistente en dos relojes, tres cadenas, una cruz, cuatro brazaletes, tres anillos, un par de pendientes de diamantes y un cordón de oro de 14 quilates del cuñado”.

La Audiencia Provincial de Valencia precisó que la a joyería de lujo robada al cantante forman “parte de su imagen pública y artística”, pues “complementan su aspecto durante los conciertos”.

La Audiencia considera al hotel responsable de las pérdidas de efectos de Daddy Yankee y su esposa durante el hospedaje

La sentencia establece que debe tenerse en cuenta “el modus operandi que siguió el ladrón” en este caso, pues “no hubiera podido cometer la sustracción si no hubiera contado con la inestimable, aunque ignorada colaboración” del hotel.

La audiencia especificó que el “personal facilitó copia de las llaves de las habitaciones y abrió una caja de seguridad sin exigir una identificación fehaciente a quien hacía esas peticiones”.

La resolución destaca que recuerda Daddy Yankee, su esposa y su cuñado se alojaron en un moderno hotel, cuyas habitaciones están dotadas de “una medida de seguridad específica de las pertenencias y enseres valiosos de los clientes: la caja de seguridad instalada en la misma, que es un dispositivo de prevención de sustracciones o pérdidas”.

El hecho de utilizar ese dispositivo, considera la sentencia, “ya supone que el cliente acata la medida de seguridad que el hotel le ofrece”, y no encuentra lógico que los huéspedes tengan que comunicar al establecimiento qué objetos concretos depositan en la caja de seguridad.

La audiencia considera que debe adaptar a la “realidad social de nuestro tiempo” la interpretación y aplicación del artículo 1.783 del Código Civil, que habla literalmente de la responsabilidad de “fondistas y mesoneros” por los daños o pérdidas de efectos de los clientes durante el hospedaje.

La sentencia, que no es firme y puede recurrirse al Supremo, estima parcialmente la apelación contra el fallo anterior, que desestimaba la demanda interpuesta por el matrimonio y un hermano de la mujer. En cambio, la nueva sentencia, no ha estimado la apelación el cuñado del cantante.

Deja tu respuesta