Saltar el contenido

 El Centro Simon Wiesenthal alerta que Sánchez ‘recompensa el terrorismo’ ignorando la ley palestina de ‘Pagar para matar’

Menos de 1 minuto Minutos

CSW: ‘En lugar de llevar a las partes a la mesa de negociaciones, España, Irlanda  y Noruega han enviado una señal de que el terrorismo paga’

El Centro Simon Wiesenthal (CSW) ha criticado las decisiones de Noruega, España e Irlanda de reconocer unilateralmente un ‘Estado palestino’, porque recompensa el terror y disminuye el incentivo para que los terroristas de Hamas y la Autoridad Palestina (AP) detengan su incitación a la violencia y reconozcan a Israel.

Ante la indiferencia de Sánchez, el gobierno del que es cabecilla acaba de regalar una victoria diplomática a unos dirigentes palestinos que, literalmente, conceden un salario a cada terrorista (la medida conocida por ‘pagar por matar’).

Premio de Sánchez a los cabecillas palestinos creadores de ‘pagar por matar’

Mientras Hamas, los talibanes afganos y organizaciones que apoyan al terrorismo felicitan a Sánchez por su premio a los perpetradores de la mayor masacre terrorista desde la Soah, Abraham Cooper, director de Acción Social Global de SWC, ha recordado lo siguiente:

“Incluso la Autoridad Palestina, que muchos observadores consideran ‘moderada‘, glorificó las masacres del 7 de octubre y continúa recompensando el terrorismo a través de su ley de ‘Pagar para matar’, recibiendo ahora el premio del reconocimiento de Noruega, España e Irlanda, que no han hecho ningún comentario sobre esta ley”.

“Además”, recordó Cooper, el gobierno de Sánchez y sus cómplices aprobaron la medida sin “exigir que la AP detenga la demonización de los judíos en sus planes de estudios escolares, que ha inducido a generaciones de niños a una cultura de muerte. En lugar de llevar a las partes a la mesa de negociaciones, estos tres miembros de la Unión Europea han enviado una señal de que el terrorismo paga”.

En ese sentido, el CSW declaró que la paz se logrará mediante un genuino reconocimiento mutuo, no recompensando a una entidad que continuamente busca destruir a un Estado miembro de la ONU por medio del terrorismo.

La destrucción total de Israel es el objetivo prioritario de Hamas, organización terrorista fundada por la teocracia iraní, y esa llamada a la perpetración de un nuevo Holocausto (‘desde el río hasta el mar’) figura en su propia carta fundacional.

El Centro Simon Wiesenthal denuncia la recompensa de la ONU al terrorismo palestino

El pasado 11 de mayo de 2024, el CSW denunció la votación del día anterior en la Asamblea General de la ONU que premiaba a los territorios controlados por Hamas y la Autoridad Palestina (AP) como “estado observador” e instó al Consejo de Seguridad a considerar convertir a “Palestina” en el estado número 194 de Naciones Unidas.

“En efecto, la Asamblea General está recompensando el terrorismo palestino”, acusó Abraham Cooper, director de Acción Social Global del CSW, “y declarando también al mundo que los asesinatos en masa, las violaciones, los secuestros y la toma de rehenes son herramientas aceptables para lograr legitimidad en el organismo mundial.”

Cooper aludía a que, por el momento en que se produjo la votación, la ONU, literalmente, recompensó a una AP que apoya el asesinato de israelíes por medio de su política de “pagar para masacrar”.

Respecto a semejante votación de la ONU, el CSW recordó que contraviene la Carta de las Naciones Unidas al otorgar a la AP el reconocimiento de su membresía a pesar de que no satisface los criterios tradicionales para adquirir la condición de Estado, incluido el control sobre un territorio definido, una población permanente y un gobierno eficaz.

El CSW también recordó que ningún país del mundo podría aceptar una medida que recompensa los crímenes contra la humanidad cometidos sobre un pueblo vecino, con 133 rehenes israelíes, vivos y muertos, que continúan siendo retenidos desde hace siete meses en túneles subterráneos en Gaza por el grupo terrorista Hamas.

Qué es el Centro Simon Wiesenthal

El superviviente de los campos de exterminio nazis, Simon Wiesenthal (1908-2005), se convirtió tras su liberación en un célebre cazador de nazis que escaparon de la acción de la justicia y vivían en países de todo el mundo bajo identidades falsas o a plena luz del día, con total impunidad.

Wiesenthal y su esposa fueron los únicos sobrevivientes del Holocausto de una familia de casi un centenar de miembros. La organización creada por Wiesenthal en Viena, originalmente llamada El Centro de Documentación Judía, ayudó a capturar y condenar a más a más de 1.100 criminales nazis y colaboradores.

Adolf Eichmann, uno de los  principales organizadores del Holocausto, fue el jerarca nacional-socialista de mayor rango cuya captura propició el Centro.

Al final de su vida, Wiesenthal fue uno de los denunciantes del genocidio de Ruanda ante las Naciones Unidas durante los años 90, mientras las posiciones oficiales de las potencias mundiales fue la indiferencia y la no intervención para detener lo las masacres.

El CSW, fundado en 1977, es una organización judía no gubernamental de derechos humanos con estatus consultivo en las Naciones Unidas, la UNESCO, la OSCE, el Consejo de Europa, la OEA y el Parlamento Latinoamericano (PARLATINO). 

La misión del CSW es enfrentar el antisemitismo y el odio, defender la seguridad de Israel y de los judíos en todo el mundo y enseñar las lecciones del Holocausto para las generaciones futuras a través de sus programas de divulgativos, educativos e investigaciones.

Deja tu respuesta