Saltar el contenido

El Congreso obliga a Biden a congelar los 6.000 millones de dólares que entregó a Irán

Menos de 1 minuto Minutos

La propuesta de los republicanos contó con el apoyo de noventa congresistas demócratas


La Cámara de Representantes aprobó por mayoría la medida que insta a Joe Biden a congelar los 6.000 millones de dólares destinados a Irán, surgiendo incertidumbres sobre si los fondos se habían detenido realmente. Ahora, el proyecto de ley avanza hacia el Senado, donde previamente se manifestaron signos positivos hacia la congelación total de los fondos, evitando así que caigan en manos de Alí Jamenei en medio del conflicto entre Israel y Hamás.

La legislación, promovida por Michael McCaul (R-TX), presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, contó con el respaldo de noventa demócratas y la mayoría de los republicanos.

La asignación de fondos generó controversia inmediatamente después de su anuncio en agosto por parte de la Administración Biden, argumentando su necesidad para liberar a cinco ciudadanos estadounidenses considerados detenidos injustamente. A pesar de asegurar que los fondos estarían destinados exclusivamente a fines humanitarios, según informó The Hill, Irán se comprometió a “usarlo como quiera”.

El Congreso, de manera casi unánime, instó a la Casa Blanca a revertir la decisión de liberar los fondos, con republicanos y demócratas escribiendo al presidente para evitar que Irán disponga de esos recursos.

En la carta, los legisladores conservadores rechazan la explicación oficial de que los fondos solo se destinarán a ayuda humanitaria, argumentando que esta afirmación permite al Régimen de los Ayatolás “reasignar otros recursos para respaldar el terrorismo“. La senadora Marsha Blackburn, una de las firmantes, destacó que “dada la implicación de Irán en los ataques de Hamás, Biden debe congelar de inmediato la transferencia“. El exspeaker de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ya había expresado anteriormente y como una de las medidas prioritarias para Estados Unidos, la suspensión de la entrega del dinero.

Deja tu respuesta