Saltar el contenido

El drama de los narcopisos públicos okupados del gobierno valenciano

Menos de 1 minuto Minutos

Los vecinos de Na Rovella soportan suciedad, toxicómanos y amenazas de muerte de los okupas de los narcopisos sin que la Generalidad haga nada

Una de las zonas de Valencia depauperadas por la ineptitud del alcalde catalanista Ribó y el presidente socialista Puig es el barrio de Na Rovella, donde las viviendas sociales públicas se han convertido en narcopisos okupados por delincuentes.

Los residentes, en total indefensión, deben convivir a diario con delincuentes en el mismo rellano de sus hogares, toxicómanos inyectándose en el portal, edificios vandalizados, insultos y amenazas de muerte de los malhechores que dominan el barrio.

Admás, las personas de origen humilde que viven en la calle Ángel Villena también deben pagar los desperfectos que los ocupantes ocasionan en los inmuebles, que una vez arreglados vuelven a vandalizar con premeditación

Desde okupas arrojando heces y basura por las ventanas a la calle o los patios, hasta el trasiego de drogadictos a los narcopisos, pasando por vandalismo descontrolado y el acoso de los criminales, los vecinos de la capital del Turia han visto convertidas zonas de su hermosa ciudad en una favela bolivariana.

Los narcopisos okupados en vivienda pública valenciana

Entre los dramas que provoca la dejadez del gobierno del PSPV-PSOE destaca el incremento exponencial en Valencia del delito de la okupación de viviendas. Los vecinos de las zonas afectadas, como el barrio de Na Rovella, están obligados a vivir en unas condiciones extremas entre delincuentes violentos, toxicómanos, okupas y la auténtica firma visible de toda arcadia feliz del socialismo: toneladas de suciedad.

Los delincuentes okupas están usurpando viviendas sociales de titularidad pública, propiedad de la Generalidad y gestionados por la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVHA). Los vecinos de los delincuentes llevan una década denunciando que la EVHA se lava las manos y no toma medidas para evitar las ocupaciones de los delincuentes.

En ese sentido, una administrador de fincas que no reveló su identidad para evitar represalias, declaró al digital 20 Minutos que la situación es de las comunidades que gestiona en Ángel Villena “es realmente grave y desesperante. La situación se repite sistemáticamente en cada uno de los edificios en los que está presente la EVHA. Son una pandilla de incompetentes“, denunció.

Okupas e ‘inquilinos’ que no pagan la comunidad

Además de los pisos okupados, el administrador entrevistado reveló que en Ángel Villena residen inquilinos de vivienda pública que llevan años sin abonar los gastos de comunidad, ante la total indiferencia del gobierno socialista valenciano.

“Algunos vecinos tienen deudas de más de 6.000 euros y algún edificio arrastra una deuda de 59.000 euros. La Generalitat ni se hace cargo de esas cuotas ni los desahucia para no hacerse cargo de esas deudas. Al final, el marrón se lo comen los vecinos, que son todos muy humildes y hacen esfuerzos enormes para estar al corriente de pago”, denunció el gestor de fincas.

El gobierno socialista valenciano se lava las manos

El director de la EVHA, Rafa Moreno, respondió al medio antedicho que era consciente de la presencia de okupas en pisos de la Generalitat de Ángel Villena, pero minimizó el problema reduciéndolo, según él, a tres pisos de alquiler social “uno en proceso de regularización y dos estamos trabajando en el proceso para recuperar la posesión del inmueble”.

A pesar de que los vecinos legales de ese bloque denuncian que algunos pisos llevan 12 años okupados, el responsable de vivienda señaló que los procesos “desgraciadamente llevan su tiempo”.

Los afectados, por el contrario, afean la inexistente acción del gobierno socialista de la Generalidad, que redunda en su indefensión y en el fomento de la delincuencia: “la situación se repite sistemáticamente en cada uno de los edificios en los que está presente la EVHA”, recordó el administrador de fincas entrevistado.

Deja tu respuesta