Saltar el contenido

El Gobierno planea hacer fijo el impuesto extraordinario a la banca y las energéticas

Menos de 1 minuto Minutos

Teresa Ribera llama ‘incentivar la inversión’ a hacer permanente ‘en alguna Ley que esté en tramitación’ un tributo que iba a desaparecer

La ministra Teresa Ribera, ha confirmado en EP que el Gobierno planea en estos momentos un mecanismo para instaurar de forma permanente el que llamaron en su día ‘impuesto extraordinario’ a la banca y a las energéticas. Para edulcorar la colusión contra el consumidor, la ministra anticipó que se incluirán ciertos incentivos a la reinversión en transición ecológica.

Se da la circunstancia de que el Gobierno prepara el nuevo impuestazo, que dejará de ser extraordinario y repercutirá en los usuarios, a pesar de que no habrá Presupuestos Generales para este año. En consonancia con el rigor y la profesionalidad exhibida por los integrantes del Ejecutivo, Ribera se limitó a decir que habrá que ver la posibilidad de introducir el gravamen “en alguna Ley que esté en tramitación en estos momentos”.

Según revela EP, al principio se planeó hacer fijo el impuesto a la banca y las energéticas en los PGE para 2024, porque que el gravamen, presuntamente, se aprobó con carácter temporal para el bienio 2023-2024. Ribera relató a este respecto que deberán buscar dónde tramitar el impuesto, porque la medida decaerá al final de este ejercicio.

Neolengua: hacer fijo un impuesto extraordinario es ‘incentivar la inversión’

“Los ministerios de Hacienda, de Industria y nosotros estamos viendo cómo encajar este incentivo a la inversión”, dijo Ribera, que bautizó así, como un presunto incentivo, el incumplimiento del fundamento de dicho tributo: su temporalidad. Para la ministra encargada de aplicar en España parte de las medidas más destructivas de la Agenda 2030, hacer fijo el impuesto es evolucionar el gravamen “hacia un sistema que permita incentivar la inversión”.

“Es decir, si se produce esa inversión, pues no tiene sentido mantener esa prestación patrimonial”, explicó la ministra, para después señalar que el encaje del impuesto en la legislación se deja a María Jesús Montero, porque la ministra de Hacienda “es la que lidera este dosier”.

Un Gobierno en coma y sin presupuestos, planeando cómo recaudar más impuestos

Con el fin de ahorrarse una nueva humillación parlamentaria por parte de sus acreedores separatistas, Sánchez optó por abstenerse de presentar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2024 debido al adelanto electoral en Cataluña para el próximo 12 de mayo.

Una vez cedida la amnistía a sus cómplices de investidura, el socialista no podía asegurarse todos los apoyos independentistas a los PGE, enzarzados entre sí en los comicios regionales y con cuentas pendientes que ajustar -como la de ERC con los Comunes y Yolanda Díaz-.

Deja tu respuesta