Saltar el contenido

El ‘juego sucio’ que dio la victoria a la izquierda en México: 37 candidatos asesinados y la derecha vetada

3 Minutos

Los resultados de las elecciones de México han llenado todas las portadas de los diarios al otro lado del Atlántico

Este domingo, México celebró las elecciones más grandes de su historia, con más de 98 millones de votantes habilitados para elegir más de 20,000 cargos públicos, incluyendo la presidencia.

El juego sucio detrás de los resultados electorales

Sin embargo, estas elecciones están lejos de ser definidas como una fiesta democrática.

Durante la campaña, 37 candidatos fueron asesinados, el principal líder de la oposición de derecha fue proscrito, y los observadores internacionales han denunciado violencia en los centros de votación.

Los candidatos para suceder al socialista Andrés Manuel López Obrador son Claudia Sheinbaum, una progresista del partido Morena; Xóchitl Gálvez, una izquierdista indígena que representa a la oposición centrista de la coalición PAN-PRI-PRD; y Jorge Álvarez Máynez, del socialdemócrata Movimiento Ciudadano.

La candidatura de Eduardo Verástegui frustrada por el Gobierno mexicano

La derecha, que habría estado representada por Eduardo Verástegui, actor y productor de cine famoso por su papel en la película Sound of Freedom, no pudo competir en las elecciones debido a un nuevo y problemático sistema de inscripción para candidatos independientes. Este sistema plagado de irregularidades impidió que Verástegui pudiera registrarse a tiempo.

De esta manera, la clase política mexicana se aseguró de que, gane quien gane, las políticas de extrema izquierda implementadas por López Obrador, incluidas las políticas raciales indigenistas, se mantengan. Incluso Xóchitl Gálvez, la candidata del PAN, apoya estas medidas.

Xóchitl Gálvez ganó notoriedad cuando la justicia le otorgó el derecho a réplica en las conferencias matutinas de López Obrador, después de que el presidente socialista la acusara de oponerse a su política social. Gálvez presentó una demanda para aclarar su apoyo a las medidas del Gobierno, pero AMLO se negó a permitirle participar en la conferencia.

La violencia tuvo un papel importante

Las elecciones en México se desarrollan en medio de un clima de violencia generalizada, vinculado a la lucha entre bandas criminales por el control de las rutas de droga hacia Estados Unidos, lo cual afecta directamente a los candidatos.

El diputado argentino Nahuel Sotelo, quien viajó a México como observador internacional, denunció que el proceso democrático está siendo comprometido. “Están asesinando a personas que van a votar. Se están robando urnas en distintos lugares y se cierran mesas por amenazas de bomba. Horas antes del inicio de los comicios, asesinaron a un candidato”, explicó esta mañana.

“Las mesas abrieron entre 40 minutos y una hora más tarde, restando tiempo de votación en una elección donde al oficialismo le conviene una baja participación”, añadió. “En algunos lugares, donde existen límites de personas para votar, si no llegas a tiempo, no puedes ejercer tu derecho al voto y la información es escasa”.

Concluyó diciendo: “Hay mesas de votación donde se puede ver el voto de las personas. El eslogan es ‘Votar libre’, pero la libertad en México está restringida”.

Deja tu respuesta