Saltar el contenido

El juez rechaza otro intento de apartar a dos policías heridos de la acusación particular del caso ‘Tsunami’

Menos de 1 minuto Minutos

El juez considera que Tsunami no fue un mero observador en los disturbios y tuvo un papel significativo en los altercados violentos de ese día

El juez Manuel García Castellón, encargado de investigar el rol de ‘Tsunami Democràtic‘ en los disturbios tras a la sentencia del ‘procés’ en 2019, ha rechazado la solicitud de la defensa de Oriol Soler, uno de los investigados, de apartar a dos policías personados como acusación particular por las heridas sufridas durante los altercados.

En su resolución, el magistrado explica que Soler argumenta que los hechos que causaron las graves lesiones a los policías no son relevantes para el caso en cuestión y carecen de legitimación para participar en él.

El juez, por razones de eficiencia procesal, remite a lo acordado previamente el 24 de enero respecto a una petición similar presentada por otra de las investigadas, Marta Molina, y recuerda a la defensa que puede apelar ante la Sala de lo Penal si no está de acuerdo.

Tsunami no era observador de los disturbios, sino participante

Marta Molina argumentaba que esos actos no eran atribuibles a Tsunami sino a los Comités de Defensa de la República (CDR), y por lo tanto, los agentes no debían estar relacionados con la causa en la que se presentaron como parte afectada.

Sin embargo, García Castellón señaló que este argumento no absolvía a Tsunami de responsabilidad, ya que la presencia de los CDR no eximía de responsabilidad a otros grupos. El juez afirmó que Tsunami no fue un mero observador en los altercados que sacudieron Cataluña, sino que tuvo un papel significativo en los actos violentos de ese día.

En el dictamen, el magistrado indicó que las graves lesiones que sufrieron los dos policías durante los disturbios del 18 de octubre de 2019 en la plaza de Urquinaona y Vía Layetana de Barcelona eran contrarias al derecho a la vida e integridad física que establecen la Constitución y en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Las graves lesiones sufridas por los policías en los disturbios eran contrarias al derecho a la vida

El juez subrayaba el caso de un agente, al que un radical le lanzó un objeto con tal violencia que le partió el casco y acabó inconsciente en el suelo. Como resultado, sufrió graves lesiones que lo incapacitaron de forma permanente para su profesión.

Para el juez resultaba “especialmente llamativo como indicio incriminador” la conversación entre el golpista prófugo Puigdemont y uno de los investigados en la que el fugitivo “parece asumir la posibilidad de que pudieran haberse producido víctimas mortales, y su capacidad, en tanto que ostentaba el dominio de la acción, para frenar esta posibilidad”.

Además, destacó la gravedad de las lesiones sufridas por los agentes de policía, causadas por objetos contundentes arrojados por los manifestantes, y señaló que estas lesiones deben ser investigadas para determinar si son atribuibles a la acción de Tsunami y sus organizadores.

Deja tu respuesta