Saltar el contenido

Un Juzgado de Baracaldo propone enjuiciar a una enfermera por simular que inoculaba a menores contra el COVID-19

Menos de 1 minuto Minutos

Tras la denuncia de 42 familias de Santurce, se la investiga por desechar fármacos anti COVID-19 de 404 niños por un valor de 26.700 €

El Juzgado de Instrucción nº4 de Baracaldo (Vizcaya) ha finalizado el pasado jueves la instrucción del caso de la enfermera denunciada por simular la vacunación de niños contra el COVID-19 y acuerda encausarla por delitos de daños y falsedad documental.

En febrero del 2023, 42 familias de Santurce denunciaron a una enfermera del centro de salud del barrio de Cabieces por fingir que inoculaba el medicamento anti COVID-19 a 404 menores sin llegar a hacerlo.

La titular del Juzgado considera que resulta “indiciariamente” que, desde febrero de 2021 hasta septiembre de 2022, la investigada trabajó como enfermera en el área pediátrica del centro de salud y, encargada de introducir el fármaco a los niños, “introducía las agujas de las jeringuillas” en ellos, “sin llegar a inocular el contenido de las mismas, no realizando las vacunaciones, pero anotándolas como realizadas” en sus cartillas de vacunación e historiales médicos.

Acusada de desechar fármacos de 404 menores

La magistrada precisa que la investigada “desechó las vacunas de 404 menores”, con un valor de 26.763,99 €, y ha obligado al servicio regional de salud a volver a iniciar el proceso de vacunación de los menores, reponiendo las vacunas no inoculadas, y que se ha producido un coste de 5.382,46 € en materia de gasto de personal para el Servicio Vasco de Salud a consecuencia de estos hechos.

De esta forma, estima que los hechos son “aparentemente constitutivos de delitos de daños y falsedad documental, sin perjuicio de la calificación que pueda resultar en definitiva”, y que se ha identificado a la enfermera a la que indiciariamente se atribuyen dichos hechos y acuerda asimismo seguir las actuaciones contra ella como encausada.

La titular del Juzgado ordena que se dé traslado a la fiscalía y las partes acusadoras para que, en un plazo de 10 días, se pronuncien sobre si procede la apertura de juicio oral.

El auto no es firme y contra él cabe interponerse recurso de reforma ante la instructora y de apelación ante la Audiencia Provincial de Vizcaya.

1 Comment

  1. Sinoandorra Oandorro
    junio 24, 2024 @ 11:47 am

    Demostrado.en España no se lee .
    Si yo fuera le pongo medalla
    si la intención es la que supongo

Deja tu respuesta