Saltar el contenido

El PSOE pide a Armengol más plazo para el dictamen sobre la amnistía de la Comisión de justicia

Menos de 1 minuto Minutos

Tras imponer la tramitación de urgencia, el PSOE solicita ahora más tiempo para elaborar una ley que satisfaga a sus acreedores de Junts

El PSOE pidió el pasado sábado a la Mesa del Congreso ampliar el plazo para que la Comisión de Justicia emita un dictamen sobre el proyecto de ley de amnistía de Sánchez a la lista de personas que le exigen sus acreedores parlamentarios de Junts como pago por su investidura.

La solicitud a Francina Armengol del grupo socialista del Congreso se produjo el sábado, a pocos días de que acabara el plazo establecido por la Mesa a la Comisión de Justicia para emitiera un nuevo dictamen. El plazo establecido fue de quince días y acababa el miércoles, 21 de febrero.

Sin embargo, los socialistas no consiguen ceder al gusto de sus cómplices de investidura de Junts, que exigen una exoneración total de los delitos de terrorismo por los que pueden acabar juzgado, entre otros, cabecillas de la formación, como los delincuentes fugitivos Carles Puigdemont y Marta Rovira.

Gobierno descontrolado: primero maniobra para una tramitación exprés, y ahora pide más tiempo

Fuentes del Partido Popular recogidas por EP señalaron la permanente cacicada en la que está instalado el PSOE: “los mismos que buscaban un procedimiento de urgencia y acortar plazos, aunque fuera de manera irregular, ahora piden prórrogas”, indicaron los populares.

Según transmitieron dichas fuentes, tras tumbar Junts la primera ley que Sánchez les ofreció como pago, quedaban dos escenarios posibles: “que Junts cediera o que Sánchez tragara y parece evidente que el aplazamiento que solicitan es para avanzar en lo segundo”.

En ese sentido, los populares advirtieron que “la Presidencia de Sánchez se basa en decir sí a todo lo que pidan” y ahora solicita “tiempo para seguir digiriendo las exigencias de sus socios independentistas”, porque “prepara el terreno para someter a los españoles a nuevas cesiones”.

Aragonès presiona a Sánchez para sacar adelante el texto como está

Para añadir presión a un PSOE sin control sobre la situación, el presidente regional catalán, Pere Aragonès, afirmó en una rueda de prensa que “cada día que pasa sin aprobarse la amnistía es un día en el que sigue la represión y en el que hay nuevos riesgos”.

El dirigente comunitario apremiaba a Sánchez para tramitar la ley sin tener en cuenta las consecuencias judiciales para los cabecillas de Junts -enemigos acérrimos de ERC dentro del separatismo regional- y así evitar aprobar una norma aún más aberrante que el proyecto actual y que tumben la amnistía la justicia Europa e incluso un Constitucional renovado al gusto del PSOE.

Deja tu respuesta