Saltar el contenido

El rapero El Khattouti ‘Morad’ acepta una condena de dos años de prisión para eludir la cárcel

Menos de 1 minuto Minutos

Su trayectoria delictiva incluye robo con violencia (quedó absuelto), atentado contra agentes de la autoridad, desórdenes públicos y conducción temeraria

Se llama El Khattouti El Horami. Nació en Hospitalet (Barcelona) pero, como su nombre deja entrever, es de origen marroquí y “un pieza”, como lo definen en las redes sociales, con antecedentes delictivos y conflictos por conducción temeraria, robo con violencia (salió absuelto), altercados y un largo etcétera.

En concreto, Morad, como se hace llamar, el 17 de julio de 2021 fue detenido, junto con otro joven, por atentado contra agentes de la autoridad por unos incidentes en la zona de La Florida de Hospitalet de Llobregat.

A principios de 2022, fue acusado de invadir en febrero de 2018, un hogar privado en Barcelona. No se llegó a identificar a Morad El Hhattouti como agresor, por lo que fue absuelto.​

Pero el 4 de junio de ese mismo año 2022, el rapero fue detenido nuevamente por los después de una persecución; el artista se encontraba conduciendo con exceso de velocidad y sin licencia.

También en octubre de 2022, Morad fue nuevamente detenido, acusado de incitar a desórdenes públicos en su barrio. Posteriormente se le prohibió su estadía en el barrio La Florida, en Hospitalet de Llobregat, donde el rapero se hospedaba.

Se enfrentaba a 7 años de cárcel

Finalmente, como hoy hemos conocido, El Khattouti ha sido condenado a dos penas de cárcel, de un año y seis meses y otra de medio año, por los delitos de incitación a los desórdenes públicos y atentado con uso de instrumento peligroso. Se enfrentaba a 7 años de prisión.

Los Mossos arrestaron a Morad tras acusarlo de pagar supuestamente a un grupo de jóvenes para que quemaran tres coches y diversos contenedores en Hospitalet de Llobregat.

El cantante se ha sentado en el banquillo de los acusados por los disturbios ocurridos en 2021 durante la grabación de un videoclip. El juicio no se ha celebrado; fiscalía y la defensa han llegado a un acuerdo.

Y es que el rapero no ha tenido más remedio que reconocer los hechos y se ha conformado con la pena sentenciada. De esta manera, eludirá la entrada en prisión. El personaje se enfrentaba a siete años de cárcel, a tres años y medio por cada uno de los delitos por los que estaba acusado. El acuerdo ha supuesto la suspensión de la pena por “reparación de daños”. La suspensión, no obstante, está condicionada a no delinquir en dos años.

Desperfectos en seis coches policiales

Estos hechos se remontan a 2021. Morad estaba grabando un videoclip en Hospitalet con 150 personas (la figuración). Hubo quejas de los vecinos por el ruido y acudió la policía municipal. En ese momento, los agentes fueron recibidos con lanzamientos de piedras y huevos. Y llegaron las amenazas del individuo. “Si seguís apareciendo en la plaza, esto acabará mal”. Así lo recoge el escrito del fiscal. La acusación pública calculó que los desperfectos en seis coches policiales costaron en total 2.041 euros. Esta misma cantidad figura en la condena en concepto de responsabilidad civil, aunque ya la consignó, lo que le ha valido de atenuante por reparación del daño.

El rapero tiene antecedentes de problemas judiciales fue protagonista de una amplia entrevista en La Sexta con Jordi Évole, el periodista de extrema izquierda muy dado a dar protagonismo a este tipo de artistas.

Deja tu respuesta