Saltar el contenido

El Sanchismo perjudica gravemente la emancipación de los jóvenes españoles

Menos de 1 minuto Minutos

La edad en la que se independizan supera los 30 años; España lidera además la tasa de desempleo juvenil en toda Europa

Los jóvenes siguen retrasando la edad de emancipación hasta más allá de los 30 años de media. Es la más alta de las últimas dos décadas, y cuando deciden dar el paso tienen que gastar más del 80% de sus ingresos a pagar esa vivienda si quieren vivir en solitario, según el barómetro del Consejo de la Juventud.

Los datos del Observatorio de Emancipación para España no dejan ningún atisbo de duda. Solo el 16% de los jóvenes se emancipan en nuestra país, frente al 32% de la media de la Unión Europea, y estamos a la cola.

“La edad de emancipación ha subido a los 30 años, la cifra más alta desde que el observatorio publica este informe, hace 20 años; sobrepasamos la cifra que define ser joven, en España independizarse es prácticamente una quimera“, explicó en la presentación de este informe la presidenta del Consejo de la Juventud de España, Andrea González.

En el informe también se alertan sobre cuestiones como el alto coste del alquiler, las dificultades para acceder a una vivienda, la salud mental y los rangos de edad.

Desde el Consejo de la Juventud se reclaman “políticas reales” y se lamenta la falta de representación de este colectivo. “No se cuenta con los jóvenes para hacer de una manera más trasversal las políticas que nos afectan”.

El alquiler, por las nubes

El alquiler es la forma más común de emancipación de las personas jóvenes. Sin embargo, la subida de precios año tras año es superior a la de los salarios de los jóvenes. Por ello, cada vez resulta más difícil acceder a un alquiler que suponga, como mucho, el 30% del salario mediano de una persona joven que la mayoría de los estudios señalan como el máximo aceptable.

El precio mediano del alquiler en el primer semestre de 2023 fue el más alto desde que existen registros: 944 euros al mes. Esto supone el 93,9% del salario mediano neto de una persona joven. Además, el precio se encareció un 9,3% con respecto a un año antes y un 63,9% con respecto al precio que tenían las viviendas de alquiler 10 años atrás. Por su parte, las habitaciones se encarecieron un 7,1% en un año.

Pérdida de poder adquisitivo

La fuerte subida de los precios causó en 20023 que el poder adquisitivo de una persona joven trabajadora se redujera un 3,3% en un año y que, además, los ingresos de un hogar joven descendieran en un 6,6%.

Riesgo de pobreza y exclusión social

Los últimos datos aler­tan de que la juventud es, en España, el segundo colectivo de edad con mayor riesgo de pobreza y exclusión social, tan solo superada por la infancia.

El Consejo de la Juventud de España “sigue alertando de la falta de acción en política de vivienda en España y las consecuencias negativas que eso ha provocado en la población general y, especialmente, entre la juventud, que sigue viendo como año tras año disminuye el porcentaje de emancipación por una pérdida de poder adquisitivo, situación que se solapa con la subida ininterrumpida de los precios de alquiler y compra de vivienda”.

Líderes en desempleo juvenil

España cerró 2023 con una tasa de paro juvenil del 28,36%, según el INE. Esto significa que hay cerca de 500.000 jóvenes de entre 16 y 24 años que están en disposición de trabajar, es decir, forman parte de la población activa, pero no consiguen un empleo. Trasladado a la Unión Europea, nuestro país lideró el desempleo en enero de 2024 (el dato más reciente), por delante de Suecia, Portugal, Grecia e Italia, según Eurostat. 

Deja tu respuesta

Posts del Foro