Saltar el contenido

El Senado de Georgia investiga a la fiscal que acusó a Trump por interferencia electoral

Menos de 1 minuto Minutos

Fani Willis está siendo investigada por el supuesto romance con el fiscal Nathan Wade, lo que pudo provocar un conflicto de intereses en el caso contra el expresidente


El Senado de Georgia ha dado luz verde a la formación de un comité encargado de investigar a Fani Willis, la fiscal a cargo del caso que acusa a Trump de interferencia electoral en el estado de Georgia. Los republicanos locales han acusado a Willis de malgastar fondos públicos en el proceso penal contra el expresidente. Además, se le imputó mala conducta debido a un presunto romance con el fiscal especial Nathan Wade.

La propuesta fue presentada por Greg Dolezal (R), presidente del Comité Senatorial de Transporte de Georgia, y fue respaldada con 30 votos a favor y 19 en contra. Este tipo de resolución, conocida como SR 465, no requiere la aprobación de la Cámara de Representantes ni la del gobernador Brian Kemp.

Las relaciones de la fiscal

En consecuencia, el Senado de Georgia ha establecido un Comité Especial Senatorial de Investigaciones para examinar la posibilidad de que Willis tenga conflictos de interés relacionados con su contratación del fiscal especial Wade, con quien se rumorea que mantenía una relación romántica.

“Veamos a dónde nos llevan los hechos. (…) La realidad es que, a medida que estos nuevos hechos han salido a la luz, ha causado gran preocupación no sólo para nosotros, sino para los electores de todo el estado de Georgia”, expresó al respecto el senador Dolezal.

Asimismo, la resolución señala directamente a Willis y Wade por “beneficiarse significativamente de la acusación a expensas de los contribuyentes“. Concretamente, argumenta que Willis desembolsó considerables sumas de dinero a Wade, quien presuntamente utilizó esos fondos para costear viajes a destinos como Napa Valley, Florida y el Caribe.

El caso contra Trump en Georgia


En las elecciones de 2020 en Georgia, Joe Biden superó a Trump por aproximadamente 11,779 votos, dentro de un total de más de 5 millones de votos emitidos. A pesar de los intentos infructuosos del equipo legal del expresidente por demostrar interferencias electorales y casos de fraude suficientes para cambiar los resultados, la fiscal Willis finalmente lo acusó.

Willis ha liderado la investigación desde sus inicios, buscando determinar si Trump violó las leyes estatales al intentar revertir la victoria del presidente Biden en Georgia. Por su parte, el exmandatario acusa a Willis de parcialidad en su contra, un argumento que ya presentó ante el juez Robert McBurney del Tribunal Superior del Condado de Fulton. McBurney ya falló en contra de Willis, especialmente al determinar que no podía iniciar un caso penal contra el vicegobernador de Georgia, Burt Jones, uno de los 16 partidarios de Trump que presentaron documentos falsos afirmando ser los electores presidenciales del estado.

Según McBurney, la fiscal tenía un conflicto de intereses debido a que lideró una recaudación de fondos para el oponente demócrata de Jones en la contienda por el cargo de vicegobernador. Según informó The New York Times, “Willis escribió en abril una carta a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que la decisión sobre cualquier cargo contra Trump u otros se tomaría entre el 11 de julio y el 1 de septiembre”.

Deja tu respuesta