Saltar el contenido

El Supremo analiza el recurso contra el nombramiento del marido de la ministra Ribera -Mariano Bacigalupo- como consejero de la CNMV

Menos de 1 minuto Minutos

Bacigalupo pasó de un cargo a punto de expirar en la CNMC a otro cargo en la CNMV con un mandato entero por delante

El Tribunal Supremo analiza el recurso de la Fundación ‘Hay Derecho’ contra la inadmisión por la Audiencia Nacional del que presentó contra el nombramiento de Mariano Bacigalupo –marido de la ministra Ribera– como consejero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La Fundación recurrió el nombramiento al considerar que no se ajusta a la legalidad y, tras la inadmisión por parte de la Audiencia Nacional, recurrió la inadmisión ante el Supremo -que sentó el precedente con Magdalena Valerio– y la ha admitido a trámite.

En caso de que prospere el recurso, la Audiencia Nacional deberá juzgar el recurso de la Fundación contra el nombramiento de Mariano Bacigalupo para su nuevo cargo.

Dudas sobre la idoneidad profesional de Mariano Bacigalupo para el cargo

Hay Derecho interpuso en noviembre de 2022 un recurso contencioso-administrativo contra el nombramiento como consejero de la CNMV de Mariano Bacigalupo tras cesar de su cargo de consejero de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La Fundación recordó que para ser vocal de la CNMV se requiere, según el artículo 23.2 del Decreto 4/2015, de 23 de octubre, ser persona “de reconocida competencia en materias relacionadas con el mercado de valores”.

En ese sentido, Hay Derecho, advirtió que la experiencia profesional de Bacigalupo como profesor de Derecho administrativo no parece demostrar la existencia de la mencionada competencia.

Por otra parte, añade la Fundación, Bacigalupo estaba próximo a finalizar su mandato en la CNMC, un organismo regulador con funciones no directamente relacionadas con las de la CNMV, lo que para Hay Derecho añade más dudas sobre su nombramiento.

De un cargo a punto de expirar pasa a otro con el mandato entero por delante

La Fundación admite que no siempre se han nombrado para la CNMC y la CNMV a cargos con la ‘competencia reconocida’ que exigen sus normas reguladoras, pero considera este caso representa un salto inusual: Bacigalupo pasó de un organismo regulador con un mandato próximo a expirar (CNMC) a otro organismo regulador con un mandato entero por delante (CNMV).

Esta situación cobra mayor relevancia, según la Fundación, por el vínculo marital entre el Bacigalupo y la ministra Ribera, “lo que sugiere la necesidad de precaución para evitar posibles conflictos de intereses”, indica la Hay Derecho en su nota de prensa.

Hay Derecho asume el precedente del recurso al nombramiento de Magdalena Valerio

Los recurrentes asumieron que, al impugnar el nombramiento de Mariano Bacigalupo, la Administración respondería señalando que la Fundación carece de legitimación activa.

La AN inadmitió el recurso arguyendo la falta de legitimación activa, es decir, consideró que la Fundación no tenía capacidad para actuar como parte en un proceso judicial, y de ahí la importancia de que el Supremo admitió a trámite el recurso contra la inadmisión de la AN.

Esta supuesta falta de legitimación, añade Hay Derecho, “podría implicar que nadie pueda solicitar la revisión de este tipo de nombramientos por las escasas posibilidades de que alguien directamente afectado pueda recurrirlos, tanto por razones personales como profesionales”.

Sin embargo, la Fundación recuerda que, tras el recurso contra el nombramiento de Magdalena Valerio como presidenta del Consejo de Estado, el Supremo reconoció la legitimación activa de Hay Derecho y estimó el recurso, sentando un precedente que puede contribuir a que también se acepte la legitimación en este caso.

En otros términos, la Fundación espera que finalmente la Audiencia Nacional deba pronunciarse sobre si el nombramiento del consejero Mariano Bacigalupo es conforme a las exigencias legales.

Deja tu respuesta