Saltar el contenido

El Supremo tumba el ‘artificio’ del fiscal general de Sánchez para recusar jueces que decidirán sobre su nombramiento

Menos de 1 minuto Minutos

Para el Supremo, sólo basta señalar que la recusación se presentó fuera de plazo ‘sin necesidad de entrar a examinar su endeblez y escasa consistencia’

Presentada fuera de plazo, sin consistencia y endeble, así ha zanjado el Tribunal Supremo (TS) la recusación que planteó el el fiscal general elegido por Sánchez contra los jueces que deber resolver la legalidad de su designación.

En concreto, el TS ha inadmitido a trámite por extemporánea la recusación planteada por el fiscal general, Álvaro García Ortiz, contra cuatro de los cinco jueces que deben resolver el recurso de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF) contra su nombramiento como FGE.

‘Endeblez y escasa consistencia’ de la recusación

El magistrado instructor subrayó que “sin necesidad de examinar la endeblez y escasa consistencia de la causa de recusación que se propone, baste señalar que, atendiendo a lo dispuesto en el art. 223.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, (…), la formulación de la recusación es extemporánea”.

Dicho artículo establece que esta debe plantearse tan pronto como se tenga conocimiento de la causa en que se funde, ya que, de lo contrario, no se admitirá a trámite. Como aclara el auto, García Conocía sobradamente la causa e intentó un ‘artificio procesal‘ para presentar su recurso fuera de plazo

La APIF se opuso a la recusación planteada y la Abogacía del Estado no formuló alegaciones. Por su parte, los cuatro magistrados recusados en un informe conjunto señalaron que la recusación era “manifiestamente extemporánea”.

El fiscal general designado por Sánchez cuestiona la imparcialidad de magistrados

En su escrito de recusación, el FGE designado por Sánchez cuestionó la imparcialidad de los cuatro magistrados recusados por haber firmado la sentencia que anuló el nombramiento (por desviación de poder), de la predecesora de Ortiz, Dolores Delgado, como Fiscal de Sala de la Fiscalía Togada del Tribunal Supremo.

García Ortiz argumentaba que las decisiones de los jueces estaban condicionadas por su posicionamiento en aquel proceso y que uno de los magistrados publicó un artículo en prensa, el mismo día que se conoció dicha sentencia, donde tachaba de “apesarados” al Tribunal Constitucional y a la Fiscalía General ue él encabezaba.

Un magistrado calificó en prensa de ‘apesebrados’ a la FGE y al TC

En relación con el artículo del magistrado que tacha a la Fiscalía General del Estado de “apesebrados”, el auto señala que “siendo claro que D. Álvaro García Ortiz conocía el mencionado artículo de prensa antes de su personación en el proceso -en ningún momento afirma otra cosa- su escueta mención a efectos de recusación resulta claramente extemporánea”.

El instructor precisa que García Ortiz ni explica, ni argumenta nada sobre la relevancia del citado texto periodístico como sustento de la recusación; ni cabe, desde luego, incardinarlo en la causa de recusación que alega el FGE.

‘Artificio procesal’ del fiscal general

En su auto, el magistrado agrega que la representación del García Ortiz presentó un escrito el 19 de abril de 2024 donde solicitaba que se le comunicase si se había designado ponente en este procedimiento, así como la composición de la Sala. Para el instructor, esta solicitud “no era en realidad sino un artificio procesal para intentar reabrir un plazo para recusar que ya había expirado”.

El instructor de la recusación explica en su auto que “resulta de todo punto inimaginable que el FGE no conociera la resolución judicial que había anulado el nombramiento que el mismo había propuesto aquel. De hecho, el recusante en ningún momento ha alegado que antes de la demanda presentada en este proceso desconociese la sentencia de 21 de noviembre de 2023”.

García Ortiz conocía de sobra la la resolución y la composición de la Sala

El magistrado recuerda que la composición de la Sala 3ª del TS se publica cada año en el BOE y, por ello, resulta “enteramente inconsistente el alegato de que fue después de su personación en el proceso cuando el codemandado tuvo ocasión de conocer la identidad de los magistrados que actualmente forman parte de la Sección 4ª y que cuatro de ellos habían firmado aquella sentencia de noviembre de 2023”.

Deja tu respuesta