Saltar el contenido

El supuesto testaferro de Maduro es recibido como héroe y estará en la mesa de diálogo con la “falsa oposición”

Menos de 1 minuto Minutos


El gobierno de Nicolás Maduro anunció el jueves la inclusión del empresario Alex Saab como integrante de su equipo en la mesa de diálogo con la oposición, tras su liberación por Estados Unidos en un intercambio por 10 ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela y la extradición de un fugitivo. Saab, anteriormente considerado un operador financiero de Maduro por las autoridades estadounidenses, llegó a Venezuela el día anterior en un avión privado y fue recibido en el Palacio de Miraflores como un héroe que había estado “secuestrado durante 1.280 días”, según la percepción de Maduro, quien sostiene que fue detenido ilegalmente por cargos de lavado de activos y testaferrismo.

Este empresario, de nacionalidad colombiana y venezolana por naturalización, fue arrestado en 2020 en Cabo Verde mientras hacía escala para cargar combustible en ruta hacia Irán para negociar acuerdos petroleros en nombre del gobierno de Maduro. En octubre de 2021, fue extraditado a Estados Unidos, lo que llevó a Maduro, quien lo considera un diplomático venezolano, a suspender los diálogos con la oposición.

El jueves, Saab hizo una nueva aparición en Caracas durante una conferencia de prensa dirigida por Jorge Rodríguez, líder de la delegación del gobierno de Maduro y presidente de la Asamblea Nacional. En su primera declaración como miembro del equipo negociador, Saab afirmó que “la reconciliación es inevitable”.

El tirano venezolano también expresó su gratitud al gobierno de Joe Biden por “seguir la senda del camino al respeto mutuo a la paz y al entendimiento”, reconociendo que se requiere valentía, carácter y visión para distanciarse de políticas que han demostrado ser infructuosas. En este sentido, extendió sus respetos al presidente Biden. “Se necesita mucho coraje, carácter y visión para poder alejarse de las políticas fallidas, por eso, mis respetos al presidente Biden”.

La manipulación del chavismo con la pantomima electoral


El más significativo intercambio de rehenes desde Venezuela tuvo lugar después de que Estados Unidos accediera a levantar ciertas sanciones económicas al país sudamericano, como parte de un acuerdo conjunto para asegurar elecciones transparentes en el próximo año.

El 17 de octubre, el gobierno venezolano y la “falsa oposición” acordaron en Barbados establecer garantías que conduzcan a un proceso electoral libre, equitativo y verificable en 2024, algo inviable en un país que está siendo gobernado por un grupo de sujetos que tiene orden de captura por narcotráfico. Como parte de este compromiso, el chavismo aceptó la presencia de observadores de la Unión Europea y se comprometió a desarrollar un plan y un cronograma para levantar las restricciones que impiden la participación de ciertos supuestos líderes opositores en las elecciones, controladas por las instituciones del chavismo.

Cuando se le preguntó a Jorge Rodríguez si el intercambio conduciría a fijar una fecha para los comicios, respondió que, para lograr unas elecciones verdaderamente justas, estas deberían llevarse a cabo “libres de sanciones”. Con lo que deja ver la clara intención del régimen venezolano de utilizar como medio para liberarse de sanciones una fraudulentas elecciones, como las de años anteriores.

Deja tu respuesta