Saltar el contenido

Eliminada de la agenda europea la oficialidad del idioma catalán en la Unión

Menos de 1 minuto Minutos

La presidencia belga entrante sacó la propuesta de la agenda del Consejo de Asuntos Generales en cuanto se produjo el relevo de Sánchez

La incorporación del catalán como lengua oficial europea se ha eliminado de la agenda del Consejo de Asuntos Generales de la UE tras concluir la presidencia española. En la última reunión de diciembre, la presidencia entrante belga se comprometió a seguir trabajando en la solicitud de Sánchez, analizando las implicaciones jurídicas, políticas y prácticas.

No obstante, en la primera reunión del año de los ministros de Asuntos Europeos de los Veintisiete, el próximo 29 de enero bajo presidencia belga, la propuesta del Gobierno de Sánchez de incluir el catalán, el gallego y el vascuence en el reglamento del régimen lingüístico de la UE no figura en la agenda.

La oficialidad europea de la lengua regional de Cataluña era uno de los requisitos del delincuente fugitivo Puigdemont para que Junts votara a favor de la investidura de Sánchez.

Desde el inicio del debate el pasado septiembre, la mayoría de los Estados miembros mostraron una marcada resistencia a la propuesta del Sánchez por las implicaciones de todo tipo que conlleva, especialmente un “efecto contagio” y que otras lenguas regionales europeas demanden un estatus similar en la UE.

Sánchez ofreció que los contribuyentes españoles costearan la incorporación del catalán

La Comisión Europea realizó una primera evaluación de impacto que estimó en 132 millones de euros anuales el costo del reconocimiento de las lenguas regionales españolas, porque al no ser el oficiales de la UE, los costos no los cubre el presupuesto comunitario.

La inclusión de las mismas no prosperó, aunque Sánchez llegó a ofrecer a la UE que el gasto recaería sobre el erario público (los contribuyentes) de España.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Albares, restó importancia en diciembre al fracaso con el catalán señalando que a Irlanda le llevó “dos años” conseguir que la UE reconociera el gaélico como lengua oficial.

El Gobierno de la Generalidad, según recoge El Mercantil Valenciano, también ha restado importancia a la desaparición de la oficialidad del catalán de la agenda europea y celebrará una reunión la semana próxima con el embajador belga.

Deja tu respuesta