Saltar el contenido

Esta es la nueva reforma tributaria de Javier Milei para bajar los impuestos a partir de 2025 

Menos de 1 minuto Minutos


El Gobierno encabezado por el Presidente Javier Milei se encuentra elaborando lo que podría ser considerada como la reforma tributaria más significativa desde el retorno de la democracia en Argentina. Aunque los detalles específicos aún no se han revelado, se anticipa que afectará tanto a los principales componentes de la recaudación como a aquellos menos representativos pero que generan distorsiones significativas en la economía.

Argentina enfrenta una abrumadora cantidad de impuestos, tasas y contribuciones, siendo aproximadamente el 90% de la recaudación concentrado en los 10 gravámenes más comunes, como Ganancias, IVA, impuestos al comercio exterior y contribuciones patronales, entre otros.

La reforma propuesta por el Gobierno de Milei se centrará en dos objetivos esenciales: reducir la presión tributaria efectiva como porcentaje del PBI de manera compatible con la disciplina fiscal, y disminuir drásticamente la proporción de impuestos particularmente distorsivos en relación con la recaudación total.

Argentina mantiene niveles inusualmente altos en ciertos impuestos que en el ámbito internacional bien no existen o se mantienen en niveles más moderados debido a sus importantes distorsiones en los mercados. Ejemplos de esto incluyen las retenciones a la exportación, derechos de importación, el impuesto al cheque, el impuesto de Bienes Personales y los impuestos al trabajo en blanco, entre otros.

El objetivo de la reforma

La reforma buscará reducir especialmente estos impuestos distorsivos, buscando que pierdan terreno gradualmente en la estructura tributaria y, eventualmente, que sean eliminados en muchos casos. Se prevé que las modificaciones propuestas tengan efecto a partir del 1° de enero de 2025, proporcionando un periodo prudente para realizar ajustes en las finanzas públicas durante 2024.

Hasta ahora, las medidas impositivas implementadas por el ministro Luis Caputo se han enfocado en la generación de recaudación, tanto a través de incentivos (efectos laffer) como por iniciativas proactivas (aprovechando impuestos de fácil recaudación, especialmente en tiempos de emergencia).

Para hacer frente a la crisis legada por el kirchnerismo y al proceso hiperinflacionario que se estaba gestando en las primeras semanas de diciembre (con los precios aumentando a un ritmo del 1% diario), el Gobierno tomó decisiones necesarias, como el aumento temporal hasta el 15% en las retenciones de economías regionales seleccionadas y el incremento de la tasa del impuesto PAIS hasta el 17,5%. Además, se realizaron ajustes en el régimen de Bienes Personales para favorecer el pago por adelantado, y se implementó un esquema de rebajas programadas para dicho impuesto. Estas medidas fueron cruciales para gestionar la crisis y evitar la hiperinflación, demostrando pragmatismo y determinación por parte del Presidente Milei, incluso en decisiones que se alejan de los ideales ideológicos.

Deja tu respuesta