Saltar el contenido

Estados Unidos y Reino Unido habían advertido a Rusia sobre posibles ataques

Menos de 1 minuto Minutos

Las embajadas de Estados Unidos y del Reino Unido en Rusia advirtieron urgentemente a principios de marzo sobre la posibilidad de un ataque terrorista en Moscú en las siguientes 24 a 48 horas. La embajada de Estados Unidos instó a sus ciudadanos a evitar las concentraciones masivas.

Una semana y media después, el 19 de marzo, Putin desestimó las advertencias occidentales sobre posibles ataques terroristas en Rusia, calificándolas de chantaje absoluto.

El presidente ruso denunció la intención de intimidar y desestabilizar a la sociedad rusa durante una reunión con la cúpula del servicio de seguridad FSB, refiriéndose a las recientes provocaciones de varias estructuras oficiales occidentales sobre la posibilidad de ataques terroristas en Rusia. En todo caso, dio instrucciones al FSB para reforzar seriamente la actividad antiterrorista en todas las áreas.

Un día antes de la advertencia occidental, el FSB anunció que había frustrado un ataque terrorista del Estado Islámico contra una sinagoga en Moscú, abatiendo a varios integrantes que planeaban el atentado, según informó la agencia de noticias estatal rusa TASS, citando a la oficina de prensa del FSB. No está claro si este incidente está relacionado con la advertencia de Estados Unidos.

Este viernes, varios hombres armados abrieron fuego contra los asistentes a un concierto en el Crocus City Hall, en Krasnogorsk, cerca de Moscú, y luego iniciaron un incendio en el interior del edificio. La sala de conciertos se encuentra en un centro comercial junto a otros negocios como hoteles y restaurantes. Al menos 40 personas han muerto y un centenar más han resultado heridas.

Estados Unidos aseguró el viernes que no hay indicios de que Ucrania haya participado en el “horrible” atentado, según informa Efe.

En una rueda de prensa, uno de los portavoces de la Casa Blanca, John Kirby, explicó que Estados Unidos aún está recopilando información sobre el suceso, pero dijo que “por el momento no hay indicación alguna de que Ucrania o ciudadanos ucranianos estén involucrados”.

En cambio, el expresidente ruso Dmiti Medvédev declaró que Rusia “aniquilará” a los líderes ucranianos si se confirma su implicación en el ataque.

“Si se establece que se trata de terroristas del régimen de Kiev (…) serán localizados y destruidos sin piedad, como terroristas. Incluyendo los dirigentes del Estado que cometió semejante atrocidad”, afirmó en Telegram Médvedev, número dos del Consejo de Seguridad ruso

Deja tu respuesta