Saltar el contenido

Estrepitoso fracaso del programa de un “prepotente” Jorge Javier Vázquez

Menos de 1 minuto Minutos

El programa Cuentos Chinos recibe pésimas críticas y en su debut no logró alcanzar siquiera la audiencia media de Telecinco que, hoy por hoy, ya es muy baja

Muy esperado el nuevo programa de Telecinco que pretendía hacer sombra a El Hormiguero; tan esperado como decepcionante. Las críticas (todas muy negativas) no se han hecho esperar y el público tampoco mostró su apoyo al estreno de Cuentos Chinos.

Volvió a aparecer Jorge Javier Vázquez en televisión tras una larga ausencia. Y lo hizo regalando zascas y críticas a los colaboradores de otros programas de Telecinco, al tiempo que recibía críticas por su atuendo, que recordaba al dictador de Corea del Norte, Kim Jong. Quizás lo hiciera a propósito.

El programa, técnicamente muy deficiente con fallos en múltiples aspectos audiovisuales, adoleció de ritmo, de gracia y de sentido incluso. Los colaboradores fueron también muy criticados, en especial Anabel Alonso, a la que calificaron en las redes de “ridícula” y “pedante”, tanto como el presentador. Cuentos Chinos, que de seguir así desaparecerá de la parrilla televisiva por su poco genio y ausencia de inteligencia, volvió a recordar a los peores tiempos de la denominada telebasura, a los peores tiempos de Telecinco…

“Altivo, endiosado, sin autocrítica”

Las críticas en redes sociales del público no se hicieron esperar. En Twitter se pueden leer comentarios del tipo: “menuda mierda de programa”, “preocupante estreno”, “fracaso absoluto”, “querer convertir a Jorge Javier en Buenafuente ya es de traca”. Y es que, para muchos, tal y como reproducen en medios, el presentador hizo honor a su personalidad: “Es altivo, endiosado y sin autocrítica. Un canal que está perdiendo millones en publicidad por la nefasta audiencia, no puede permitir que estén tirando mierda al propio canal desde dentro. Además, viendo el tipo de programa que es, ningún famoso serio va a querer ir”.

Más comentarios sobre Jorge Javier que lo destrozan por parte de la audiencia y que recogemos: “Ha vuelto metiendo mierda e inventando para dar que hablar y haciéndose la víctima. No acepta que cancelaran Sálvame porque era una ruina y estaba acabado”. “Es un despropósito de cosas sin sentido”. “Es como Tinder, en foto promete, pero en persona es decepción total”. El programa es una “yinkana de hacer gracia sin conseguirlo”.

Poco share, pocos espectadores

El programa de Telecinco, en su estreno, consiguió un share o cuota de pantalla del 9,4%  y 1.240.000 espectadores, diez puntos menos de los marcados por El Hormiguero de Pablo Motos, que logró un 19,1% y 2.488.000 espectadores.

Los grandes medios no dudan en señalar que se trata de “un fracaso estrepitoso del espacio de La fábrica de la tele que fue superado en más de diez puntos por su mayor competidor. Esto no solo supone un nuevo mazazo para Mediaset España, sino también para el presentador que, pese a su ausencia de meses a causa de una baja laboral, su vuelta no ha generado el suficiente interés entre sus seguidores”.

1 Comment

  1. Juan Garcia
    septiembre 12, 2023 @ 3:42 pm

    Normal, quién quiere ver programas de rojos y maricones…

Deja tu respuesta