Saltar el contenido

Exclusiva: entrevista a Miguel Frontera, el hombre acusado por Pablo Iglesias e Irene Montero

Menos de 1 minuto Minutos

La prensa sincronizada se inventa inexistentes insultos de Frontera a la pareja chavista y convierten en agredidos a los matones que llevó Iglesias al juicio

LA BANDERA entrevista en exclusiva a Miguel Frontera, el ciudadano que ejerció su derecho a protestar pacíficamente en los aledaños del casoplón de Galapagar de Pablo Iglesias e Irene Montero y, en represalia, ha acabado ante un tribunal donde afronta peticiones de pena de prisión por parte de ambos cabecillas chavistas.

Preguntado por LA BANDERA sobre sus impresiones del juicio, Miguel Frontera relató que “el juicio ha empezado a las 10:15 de la mañana y ha terminado a las 14:45 de la tarde con un receso y, al principio, lo veía pelín mal”.

Pero, añadió Frontera, “a medida que ellos han ido declarando y, sobre todo, las declaraciones de la Guardia Civil, pues la verdad que a mí la verdad me beneficia y me he ido quedando ya más tranquilo, porque la acusación particular pedía 1 y medio de cárcel, pero la Fiscalía pedía 3 y eso era un poquito preocupante”.

“A medida que se ha desarrollado el juicio me ha ido quedando más tranquilo y, con el alegato final de de mi abogada, ya me he quedado bastante tranquilo. No voy a decir nada, pero yo ayer por la noche lo veía bastante peor de lo que lo vi cuando terminó el juicio”, precisó Frontera.

‘Me preocupaba que, de alguna manera, el relato que ellos contaron en el juicio, alguien se lo pudiera creer’

“Lo que a mí me preocupaba era que, de alguna manera, el relato que ellos contaron en el juicio, alguien se lo pudiera creer y yo creo que, tal y como lo han contado y con las pruebas de la Policía y el video que ha aportado yo, en el que el bolivariano y la administra cajera mentían claramente, yo creo que con eso se les desmonta la mentira”, dijo Miguel.

“Cuando un vicepresidente del Gobierno miente para meter a un desgraciado como yo en la cárcel, y una ministra tan importante como Irene Montero también dice que me puse a 2 metros de ella para decirle ‘felicidades, hijo de la gran puta’ -lo que es totalmente falso-, yo creo que eso es suficiente como para que me quede tranquilo”, admitió ante InfoVlogger.

El ‘jarabe democrático’ que pedían los chavistas para los demás

“La hipocresía de de estos dos, sobre todo de Pablo Iglesias, es que siempre ha sido un escándalo: el que siempre iba a vivir en Vallecas y acaba viviendo en Galapagar, el de los políticos que vivían aislados en palacios de cristal… y luego, como Vicepresidente, dijo que había que normalizar el insulto a políticos y periodistas, que había que naturalizarlo”, recordó Miguel.

“¿Pero, y si te insultan a ti? Entonces ya no mola”, recordó el entrevistado. “El caso es que no tienen ni una sola, ni un solo video, ni una sola prueba de que yo les insulte, porque es porque yo no los insulté nunca: yo le ridiculizaba, de hecho, les llamaba bolivarianos y comunistas”, añadió.

Los medios afines se inventan inexistente insultos de Frontera y convierten en agredidos a los matones de Iglesias

“Son los tíos que que que que decían que los hijos de los políticos no eran más que los hijos de un ciudadano normal y, cuando les hacían caceroladas en su casa, entonces sus hijos no podían dormir… para empezar, no me lo creo, que no pudieran dormir y, en todo caso, si no podían dormir también era por los altavoces con la internacional que les ponían los podemitas”, precisó.

“Cuando se tiene cierto poder sobre los medios de comunicación, al final sacan lo que les da la gana. Y yo he visto un vídeo en el que en el que el zarandeaban muy fuerte a Bertrand Ndongo y es un escándalo cómo pueden darle la vuelta a la tortilla de esa manera”, afeó.

“Por uno que haya increpado a Pablo Iglesias, había 25 que estaban gritando ‘sí se puede’, una señora pegando a Bertrand con un bastón y diciéndole que a ver sí le atropella un tren… eso está todo grabado, es increíble, y luego nos llaman fascistas“, recordó Miguel Frontera.

“Pablo Iglesias ha dicho que yo era de ultraderecha y, cuando mi abogada la preguntaba que por qué, pues porque llevaba cosas de VOX… pero bueno, ya llevamos años con esto y lo estamos. No nos sorprende tanto, porque porque lo hacen siempre y siempre le sale bien por los medios de comunicación que sacan lo que les da la gana“, explicó.

Campaña de amenazas contra Miguel Frontera y su local

“Están, como hace cómo hace 4 años. Pues nada, si queréis algún algún perroflauta venir a tomaros algo (pagando, eso sí, venís con dinero), estamos en la calle San Mateo 26, el bar se llama ’27’ y podéis venir siempre que hayáis pasado antes por la ducha“, ironizó Frontera.

“Vamos, que si queréis seguir amenazando y haciendo el ridículo ya lleváis 4 años haciendo el ridículo, seguir otros 4 si queréis”, zanjó el entrevistado.

Deja tu respuesta