Saltar el contenido

Fracasa la segunda negociación PP-PSOE para renovar el CGPJ con la mediación de la UE

Menos de 1 minuto Minutos

Como en un estado fallido, la mediación internacional no logra que el Gobierno y el principal partido de la oposición se pongan de acuerdo en el reparto de cromos del CGPJ

La segunda ronda de conversaciones PP-PSOE para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) bajo la mediación internacional del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, ha concluido este lunes con avances, pero sin resolver las diferencias sobre el calendario de la reforma del modelo de elección de los jueces.

El representante del PP, Esteban González Pons, declaró tras salir de la sede de la Comisión Europea que “Avanzamos muy lentamente, demasiado lentamente, y el problema principal o está resuelto: que el CGPJ debe renovarse al mismo tiempo que buscamos un nuevo modelo que garantice la independencia de nuestros tribunales, la división de poderes y el Estado de derecho en España”.

El triministro Félix Bolaños, delegado de Sánchez para intentar repetir la jugada que les permitió controlar el Tribunal Constitucional dijo por su parte que “se acabó el tiempo de excusas” y de “retrasos” para renovar el CGPJ porque su situación institucional es “muy delicada”.

Bolaños calificó de “buena noticia” que Reynders vuelva a convocarles en marzo para seguir “hablando, negociando y avanzando” y ha considerado como plazo “razonable” los dos meses de espacio que ha dado Bruselas a la negociación.

España necesita mediador externo, como un estado fallido

Si recurrir a la mediación internacional deja a España a la altura de un estado fallido, el espectáculo grotesco de políticos interviniendo en la renovación del órgano de gobierno de jueces que, cuando cometen delitos, se encargarán de juzgarles ahonda aún más el nivel del actual régimen bipartidista.

El comisario Didier Reynders, por su parte, ha calificado el reparto de cromos del CGPJ como un encuentro “cordial” y ha informado de que “los debates continuarán” y que las partes han acordado volverse a ver “en la primera quincena de marzo”, en una fecha aún por determinar.

Según recoge EP, El comisario europeo fijó un plazo de dos meses para encontrar una solución cuando aceptó la mediación en enero. Si se confirma la salida de Reynders de la Comisión en marzo para ocupar la jefatura del Consejo de Europa, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, designará “otro comisario” para asumir la mediación, según ha apuntado González Pons.

1 Comment

  1. Michel Debever
    febrero 20, 2024 @ 7:16 am

    Es par la galería. No pueden aparentar ponerse de acuerdo tan rápido. Solo un poco de tiempo, y todo arreglado. Y el borrego, encantado. No hay esperanza.

Deja tu respuesta