Saltar el contenido

El Ministerio de Sanidad deja de financiar uno de los pocos fármacos disponibles para tratar el VIH multirresistente

Menos de 1 minuto Minutos

Para GeSIDA, es difícilmente justificable la exclusión del fármaco por ‘La inexistencia de recursos terapéuticos equivalentes en este momento’

GeSIDA, el grupo de estudio de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha alertado sobre la decisión del Ministerio de Sanidad de dejar de financiar fostemsavir, uno de los escasos fármacos disponibles en tratamientos del VIH multirresistente, lo que limita severamente las opciones de los pacientes.

Entre las escasas posibilidades de tratamiento, los pacientes disponían de financiación pública para un fármaco, el Fostemsavir, comercializado en España y aprobado por la FDA y la EMA. El propio informe de posicionamiento terapéutico de fostemsavir en pacientes con infección por el VIH-1 multirresistente señaló que es uno de los escasos recursos disponibles para estas personas.

Sin embargo, el grupo de estudio advirtió que el Fostemsavir se excluyó de la financiación pública por parte del Ministerio de Sanidad en agosto de 2023, lo que limita las posibilidades para pacientes en situaciones clínicas tremendamente comprometidas.

El Ministerio de Sanidad deja de financiar un medicamento que, por el momento, no tiene opciones alternativas en España

Según advirtió GeSIDA, los pacientes infectados por VIH-1 con resistencia a fármacos antirretrovirales tienen un riesgo incrementado de fracaso terapéutico y de progresión de la enfermedad en forma de inmunodepresión y complicaciones clínicas. En este contexto, según el grupo de estudio, las opciones de tratamiento son escasas.

Para GeSIDA, la exclusión de financiación del fostemsavir por Sanidad es difícilmente justificable, ya que, aunque la población con indicación de este tratamiento no es numerosa, el tratamiento es esencial por la inexistencia de recursos terapéuticos equivalentes en este momento.

El grupo de estudio advierte, entre otras, las siguientes consecuencias para los pacientes y la sociedad en general de la decisión del Gobierno:

  • La exclusión de la financiación pública del fostemsavir limita el escaso arsenal terapéutico frente al VIH multirresistente, porque constituye una barrera prácticamente insalvable para el uso del mismo.
  • Los pacientes que lograron un beneficio clínico gracias al acceso a fostemsavir por su participación en ensayos clínicos deberán suspenderlo, con el riesgo de poner en peligro la eficacia del tratamiento.
  • La infección por VIH multirresistente sin un tratamiento eficaz, supone no solo un riesgo individual, sino también un problema de salud pública por el riesgo de transmisión de variantes virales multirresistentes.

Fostemsavir es un fármaco que aprobaron la FDA y la EMA y se comercializa en España

GeSIDA y las principales sociedades científicas del entorno han recomendado en el tratamiento de rescate de individuos con escasas opciones terapéuticas seleccionar los fármacos disponibles con mayor actividad intentando incluir fármacos de nuevas familias.

En los últimos años se han desarrollado diferentes fármacos pertenecientes a nuevas familias, sin resistencia cruzada con otras clases de antirretrovirales y que han demostrado su utilidad en el tratamiento de la infección por VIH-1 multirresistente: lenacapavir (no comercializado en nuestro país), ibalizumab (no autorizado en la UE), islatravir (aún en desarrollo) y, por último, fostemsavir, aprobado y disponible en España.

La Agencia Española del Medicamento dictaminó que: “Fostemsavir es actualmente uno de los escasos recursos (junto a lenacapavir y dolutegravir) para construir un tratamiento de rescate en pacientes con infección por VIH-1 multirresistente. Su perfil de seguridad y parámetros farmacocinéticos son adecuados, y las potenciales interacciones son similares a las conocidas con otros antirretrovirales de uso habitual.”

Deja tu respuesta