Saltar el contenido

‘Guerra interna’ en el partido Republicano: DeSantis y Pence contra Trump

Menos de 1 minuto Minutos

Ron DeSantis asegura que Trump “perdió” las elecciones y Pence lo acusa por el asalto al Capitolio. Ambos aspiran la candidatura a las elecciones presidenciales

El presidente número 45 de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha convertido en el foco de muchos rivales políticos, el principal de ellos es Joe Biden y la cúpula del Partido Demócrata que se han dedicado durante estos últimos años a intentar desplazarlo del tablero del juego político, pese a los numerosos ataques contra Trump, el magnate ha logrado superarlos uno a uno. Pero estos no han sido los únicos

A la “Guerra” política que se ha levantado entre republicanos y demócratas contra Trump, se debe sumar la pugna interna dentro del partido conservador. Un golpe duro para el presidente fue el ataque de Mike Pence, el que fuera su vicepresidente en La Casa Blanca. También los numerosos ataques de Ron DeSantis, el actual gobernador del Estado de Florida, el que se ha encargado de intentar opacar la imagen de Trump de cara a las primarias del partido. Pence y DeSantis aspiran a la candidatura presidencial, razón por la cual han decidido atacar fuertemente al favorito de las encuestas, Donald Trump

Recientemente, Pence confesó que estaba dispuesto a declarar contra el presidente Trump por los hechos de enero del 2021. La actuación de Pence desempeñó un papel significativo en la acusación contra Trump. El fiscal especial Jack Smith tomó en cuenta los apuntes tomados por el vicepresidente en los días previos al 6 de enero como elemento de prueba en el caso contra el exmandatario.  

DeSantis contra Trump: “Por supuesto que perdió” 

Ron DeSantis afirmó sin rodeos que Donald Trump perdió las elecciones de 2020. Estas fueron sus primeras palabras sobre el tema desde hace casi tres años desde su derrota. El gobernador de Florida dijo a NBC News en una entrevista emitida este domingo: “Por supuesto que perdió. Joe Biden es el Presidente“. DeSantis había evitado hablar de forma tan enfática sobre la derrota de Trump antes. Fue uno de los primeros en sugerir que los legisladores estatales podrían alterar los resultados electorales. Esto le valió el elogio de la gente cercana a Trump. Desde entonces, DeSantis ha evadido preguntas sobre la veracidad de la votación. 

En este sentido, el líder republicano se mantiene firme en su estrategia política para hacerse con la victoria en las primarias del partido. Argumentó que los republicanos perderán si se concentran exclusivamente en el 6 de enero de 2021 o en qué documento quedó junto al retrete en Mar-a-Lago. Sin embargo, Trump enfrenta actualmente tres acusaciones criminales, lo que ha llevado a que estos temas sean el foco de atención, pero eso no ha evitado que el expresidente mantenga un gran apoyo. Estas acusaciones incluyen el presunto mal manejo de documentos clasificados, pagos de dinero para comprar el silencio de la estrella de cine para adultos Stormy Daniels y esfuerzos para anular las elecciones de 2020. 

El gobernador DeSantis abogó el viernes por “sanar las divisiones” y superar los problemas legales que rodean al expresidente Trump, al hablar con los periodistas en Waverly, Iowa. “Es necesario mirar hacia adelante -dijo DeSantis- Esto solo está sirviendo para exacerbar las divisiones. Por eso, hay que ver el panorama de una forma más amplia, y yo haré eso, buscando el bien del país”.

Deja tu respuesta