Saltar el contenido

Identificados tres de los encapuchados que atacaron a la Policía y vandalizaron el centro de Molins de Rei

Menos de 1 minuto Minutos

Los alborotadores de Molins de Rei compartieron en sus redes sociales vídeos de los saqueos y disturbios en que participaron

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Molins de Rei (Barcelona), continúan este lunes la investigación de los saqueos y actos vandálicos perpetrados por más de un centenar de sujetos -incluyendo extranjeros con antecedentes-, tras la conclusión de las fiestas locales, en la madrugada del sábado al domingo, 1 de octubre.

Según fuentes policiales, en los altercados participaron varios grupos de jóvenes, algunos residentes en Molins y otros provenientes de localidades cercanas, incluyendo extranjeros con antecedentes policiales, ya conocidos por su actividad delictiva.

Las fuerzas policiales destacadas en las fiestas, superadas por la cantidad de vándalos y su extrema violencia, requirieron la movilización de unidades de la Brimo, encargada del control de multitudes y de la ARRO.

El consistorio, encabezado por el socialista, Xavi Paz, negó que los alborotadores, en gran parte enmascarados, fueran oriundos de la localidad barcelonesa.

Los saqueadores subieron a sus redes sociales vídeos de los delitos

La identificación de tres saqueadores que protagonizaron los disturbios fue posible por grabaciones que ellos mismos compartieron en sus redes sociales y a las registradas por las cámaras de seguridad de los establecimientos asaltados.

Según fuentes cercanas a la investigación citadas por El Caso, los delincuentes identificados no residen en Molins de Rei ni pertenecen a un grupo criminal organizado, sino que aprovecharon la sensación de impunidad para perpetrar los actos vandálicos y los saqueos.

Los tres sujetos son viejos conocidos de la policía, tienen antecedentes penales y nacionalidad española. La policía continuará revisando las imágenes, y adelanta que se producirán detenciones de más alborotadores, principalmente jóvenes, de nacionalidad española y extranjera, por su participación en los disturbios de Molins de Rei.

Actuaron por la sensación de impunidad

Alrededor de las cuatro de la madrugada del domingo, 1 de octubre, comenzó una sucesión de disturbios, vandalismo y saqueos, a cargo de grupos de sujetos, algunos enmascarados, que no dudaron en atacar la Policía.

Los delincuentes se emplearon a fondo quemando contenedores, dañando motocicletas y coches patrulla e incendiando varios vehículos, así como practicando el saqueo: de una tienda de móviles, una sucursal bancaria y un concesionario de Renault. Los alborotadores trataron también de asaltar el mercado municipal y otros establecimientos en el centro de Molins de Rei.

Los agentes de los Mossos y la Policía Local de Molins de Rei fueron blanco de lanzamientos de piedras y objetos. Los agentes lograron dispersar a los delincuentes alrededor de las cinco y media de la madrugada sin practicar ninguna detención.

Deja tu respuesta