Saltar el contenido

Imputados la asesina Rosa Peral y su padre por ocultación de bienes

2 Minutos

Se sospecha que Peral transfiere a su padre la titularidad de una propiedad y un coche para no indemnizar a la familia de su víctima

Rosa Peral, condenada junto a Albert López por matar a su pareja, un agente de la Guardia Urbana de Barcelona, se enfrenta a una nueva imputación. El Juzgado de Instrucción número 5 de Tarragona investiga a la asesina y a su padre por ocultación de bienes.

El presunto móvil del delito es declararse insolvente para eludir el pago de indemnización a la familia de su víctima, entonces pareja, Pedro Rodríguez. Peral citó a un notario seis días antes de su condena y transfirió a su padre la titularidad de su propiedad en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y su coche.

La familia de Pedro denunció esta acción, la jueza de Tarragona encargada del caso aceptó la querella y ha citado a declarar a padre e hija el 24 de enero por esta cesión. Se investiga que Peral, presuntamente, habría realizado esta transferencia para evitar el pago.

Según recoge El Caso, si el juzgado encuentra culpables a Francisco y Rosa Peral, afrontan penas de hasta cuatro años de prisión.

Rosa Peral y Albert López, autores por el asesinato de Pedro Rodríguez

Rosa Peral y su compinche, Albert López, fueron condenados por la Audiencia de Barcelona por el asesinato de Pedro Rodríguez, pareja de ella en ese momento. Se dio la circunstancia de que los tres pertenecían a la Guardia Urbana de Barcelona.

El crimen formaba parte de un triángulo amoroso en el que los amantes, que fueron pareja en el pasado, planearon acabar con la vida de Rodríguez para retomar su relación.

El 1 de mayo de 2017, los asesinos mataron a Rodríguez en el garaje de la casa de ella e intentaron deshacerse del cadáver quemándolo dentro de un coche en el pantano de Foix, en el Penedès.

Rosa Peral y Albert López acabaron condenados a 25 y 20 años de prisión, ella cinco años más por la agravante de parentesco. Ambos condenados también deben indemnizar a la familia de la víctima con 885 000 euros.

Deja tu respuesta